Pasó el efecto del anuncio: rebotaron dólar y riesgo

18 junio, 2019

El peso resignó ayer la independencia que había ganado para moverse frente al dólar en los últimos días gracias a lo que se dio en llamar el “efecto Pichetto”. Ocurre que cerró la semana de su recuperación con una devaluación superior al 1% frente al dólar, en sintonía con la caída que también el real de Brasil tuvo frente a la divisa norteamericana.

En el mercado creen que este reacomodamiento, junto con la tendencia a la estabilización que muestra la tasa de riesgo país en las últimas ruedas en torno de los 850 puntos (rebotó 0,9% para cerrar en 851 puntos) y la generalizada toma de ganancias que sufrieron ayer las acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street, deja a la vista que la ola optimista que ganó al mercado tras el sorpresivo anuncio de la fórmula oficialista para las próximas elecciones encontró su límite.

Algo de eso se dejó ver en las recomendaciones realizadas por algunos brokers locales y extranjeros a sus clientes: les sugirieron aprovechar el rebote de precios de los últimos días para asegurar utilidades y volver a adoptar una posición cautelosa.

“Creemos que la reciente suba en los bonos ofrece una oportunidad para reducir posiciones en la Argentina, ya que los precios reflejan 60% de probabilidades de que Macri gane la elección y una posible compresión a 450 BPS en ese escenario”, recomendó por caso Balanz Capital tras reconocer que ambos supuestos le resultan por ahora “demasiado optimistas”.

La Bolsa porteña prolongó ayer su saludable toma de ganancias al cerrar con una baja del 0,2% promedio que, aunque se suma a la corrección del 0,7% de anteayer, no le impidió cerrar la que hasta aquí fue su mejor semana en lo que va del año. El mentado “efecto Pichetto” le redituó a los inversores una ganancia de casi 14% en pesos, que se amplía al 16% medida en dólares por la recuperación que en paralelo tuvo la moneda local.

Lo mejor es que este despegue, que tuvo su mayor hito en el récord de 40.972 puntos que se anotó el S&P Merval el miércoles, estuvo respaldado por una notable dinamización del monto operado con acciones locales, que alcanzó un récord de $3535 millones a mitad de semana y promedió $1950 millones en las cinco ruedas.

Los analistas discuten si este raid alcista podría sostenerse o no, algo que no dudan que se facilitaría si la economía comenzara a entregar las señales de recuperación que se demoran.

“Se podría esperar que los activos vuelvan a operar en niveles de precios compatibles con las probabilidades electorales implícitas a principios de año. Pero se trata de oportunidades sólo elegibles para carteras dispuestas a asumir un alto riesgo”, señalaron en Delphos Investment.

“Las acciones fueron lo que más subieron y en parte fue porque estaban muy castigadas (incluso a pesar del rally de mayo). Creemos que hay espacio para añadir muy marginalmente algo de riesgo vía acciones para perfiles moderados/agresivos y que los bancos deberían verse más beneficiados que los servicios públicos o la energía”, coincidieron en un informe desde Consultatio.

“La ‘peronización’ de Cambiemos puede mejorar su performance en las PASO. Esto es lo que valoró el mercado ya que disminuyen los riesgos financieros inherentes a un eventual mal resultado para el oficialismo en agosto. De todos modos, la subsistencia de una tercera vía con Urtubey y Lavagna, y el hecho de que las encuestas aún deben confirmar el impacto del nuevo escenario, nos lleva a ser moderados”, coincidió en advertir un informe de Consultatio.

“La recomposición de precios en pocos días fue significativa, por lo que no sería raro que veamos de aquí en más un proceso de fuerte volatilidad, según las noticias que vayan surgiendo de la política local y, en menor escala, del contexto internacional. En caso de que se consolidaran alternativas políticas que alentaran mayor seguridad jurídica y sensatez económica, el potencial de recuperación de valor resultaría muy significativo, pero para eso falta”, sostuvo por su parte el analista Roberto Drimer, de la consultora VatNet.

En el plano cambiario, operadores y analistas creen que parte del rebote del dólar (que fue de 55 a 60 centavos en la jornada, promediando 1,3%) está contaminado por la escasa actividad que tendrá el mercado cambiario la próxima semana por los feriados. Esto, incluso, ayudó a mantener elevado el volumen de contado operado en el mercado, que alcanzó los US$982,7 millones, solo 2,5% debajo de nivel negociado anteayer.

Varias razones para el rebote
“El billete ya arrancó el día claramente en alza, pero parte de ella está relacionada con el próximo vencimiento del bono dual que se liquidará el próximo viernes pero al tipo de cambio de referencia de ayer”, apuntó Fernando Izzo, de ABC Cambios, en alusión a una maniobra para maximizar el cobro en pesos de la que podrían haber participado algunos fondos que lo tienen en cartera.

La corrección alcista, que volvió a dejar el precio del dólar al público por encima de los $45 (cerró a $45,17 en promedio) tras dos jornadas de quedar por debajo de ese nivel, tuvo para el operador Gustavo Quintana, de PR Cambios, también un “componente global” ya que fue un día de rebote para la divisa a nivel mundial y de ajuste a la baja generalizado en las bolsas. Otro factor que puede haber estimulado el rebote del dólar fue la nueva baja que registró la tasa de interés de referencia, que perforó el nivel del 67% (quedó en 66,66% anual, marca que no mostraba desde el 22 de marzo) y cayó casi 3 puntos en la semana, en una rueda en la que el BCRA absorbió unos $9700 millones.

Pese a la caída del día el peso cerró la semana con una recuperación del 2,1% frente al dólar, básicamente obtenida de la ganancia del 3,52% que se anotó en esa relación de cambio entre martes y jueves.

Fuente: Link

RELACIONADOS