El desconocido ‘señor deuda’ que busca seducir al mercado

3 junio, 2019

Formado en el Newman y ex mano derecha de Caputo, el secretario de Finanzas es el encargado de refinanciar los vencimientos claves.

Dicen en el mercado financiero que la mayor virtud de Santiago Bausili, el secretario de Finanzas, es que “escucha mucho y está abierto a las propuestas, un rasgo dífícil de encontrar en otros funcionarios”. Esa cualidad se vuelve vital porque tiene un rol clave: es el encargado de garantizar el cumplimiento del programa financiero, y debe lograr la renovación de los vencimientos de la deuda. Se trata de una tarea nada sencilla en un año de fuerte incertidumbre electoral, y con el mercado de capitales internacional cerrado con un riesgo país que el viernes cerró en 985 puntos, lo que refleja las tasas elevadas que debería pagar el país para conseguir crédito. Un operador lo resumió así a PERFIL: “Su trabajo es conseguir plata y tratar de que los inversores no vendan”.

De 45 años, Bausili estudió en el Cardenal Newman, el mismo colegio en el que cursaron el presidente Mauricio Macri y Luis Caputo, el ex ministro de Finanzas, y se recibió de licenciado en Economía en la Universidad de San Andrés. Acompañó desde enero de 2016 a Caputo en su gestión en Finanzas primero como subsecretario, y luego como secretario. Cuando Caputo se fue a la conducción del Banco Central a mediados de junio de 2018, Bausili quedó a cargo del área. Con Caputo había coincidido previamente en el Deutsche Bank. Allí se desempeñó casi nueve años, de los cuales seis fueron en Nueva York, se ocupó de la deuda de Argentina, Chile, Colombia y Perú, y luego como director de la entidad en Buenos Aires también en lo relativo al endeudamiento de países sudamericanos. Anteriormente trabajó en el JP Morgan en Manhattan, donde fue vicepresidente del Departamento del Mercado de Capitales de Argentina, Chile y Perú.

El ex secretario de Finanzas Miguel Kiguel evaluó a este diario que esa experiencia le dio a Bausili un “background muy bueno, estuvo del otro lado del mostrador, conoce muy bien a los inversores, se ganó su confianza”. Kiguel –un experto en colocación de deuda durante la gestión de Roque Fernández en el Palacio de Hacienda– juzgó que Bausili “está haciendo un muy buen trabajo, en este momento no puede hacer mucho porque el mercado financiero internacional no nos presta, pero tiene muy buen diálogo con el mundo inversor”.
Otro broker valoró que “responde las consultas, hasta por Twitter, toma las ideas, las analiza”. De hecho, ejemplificó: “El mercado le pedía hacer algo con el vencimiento del Bono Dual del 21 de junio, oyó sugerencias, y luego lanzó la emisión de letras linkeadas al dólar que podían suscribirse con ese título”.
Twitter y perfil bajo.Su usuario en la red social de Twitter es @Kicker0024, y dedica tiempo a contestar preguntas, hacer aclaraciones, e incluso retruca comentarios. Recientemente cruzó al economista Miguel Boggiano: “Me sorprende Miguel la irresponsabilidad de tu mensaje que no permite distinguir si esa afirmación es tu opinión o si estás compartiendo un dato que podrías tener (si existiera)”.

También organiza reuniones frecuentes con financistas y consultores para intercambiar diagnósticos. Un participante de esos encuentros describió a Bausili como “muy tranquilo, más receptivo que el resto de los secretarios, escucha bastante las sugerencias que se le plantean, y luego algunas las impulsa”.
Tanto economistas como brokers lo tildan de “muy detallista, prolijo, si ve que hay riesgos (en una operación), no la hace, y te explica el porqué, y eso es muy valorable”.

En ese marco, elogian su sinceridad. En las últimas reuniones, Bausili admitió que le gustaría recomprar deuda para despejar el horizonte de vencimientos de deuda que, de acá a agosto, el mes de las PASO, suma entre Lecaps, Letes y Lecer el equivalente a US$ 10 mil millones pero alega que “tiene las manos atadas, el Tesoro no tiene plata, y la prioridad es la caja fiscal”. De igual modo, reconoció que “saben que los US$ 1.000 millones que vencen en junio (del remanente que quedó del Bono Dual) están en casi su totalidad en manos de no residentes y que se van a ir”.

El dólar, frente a tres semanas turbulentas
El dólar se mantuvo estable en mayo. Subió 1,63% en el segmento minorista, la mitad de la inflación que proyectan los analistas para ese mes. La calma se logró luego de que el FMI autorizó a fines de abril al Banco Central para intervenir en el mercado cambiario en caso de ser necesario. La entidad monetaria no estrenó esa herramienta. Pero en las próximas tres semanas se afrontarán eventos que podrían alterar esa paz. El mercado estará con la lupa enfocada en los resultados de la docena de elecciones provinciales que habrá este mes; en las movidas políticas de cara al 12 de junio cuando vence la conformación de las alianzas, en el vencimiento el 21 de junio de US$ 1.000 millones del Bono Dual que en el Gobierno saben que están en manos de inversores del exterior y es probable que se los lleven afuera, lo que presionaría al tipo de cambio; y en el cierre de la lista de los candidatos al día siguiente. En mayo contribuyó a sostener la calma la mayor oferta de divisas por la liquidación de los dólares de la cosecha. Un informe de Consultatio advirtió que “en la medida en que la liquidación de agroexportadores se vaya diluyendo, y las PASO se vayan acercando, los riesgos de aumento en la volatilidad irán siendo mayores”. El viernes el dólar cerró en alza, y el riesgo país se acercó a 1.000 puntos.

Fuente: Link

RELACIONADOS