Cuánto más puede bajar la tasa de referencia

26 junio, 2019

La tasa de las Leliq acumula 20 jornadas de retrocesos consecutivos. Hoy el promedio quedó en 63,02%. Sin embargo, el piso está determinado por la política monetaria: no puede ceder de 62,5%. Los analistas ven más margen, pero saben que depende del Banco Central (BCRA).

La tasa promedio de la Leliq, la tasa de referencia, quedó hoy en 63,02% lo que significó no solo el nivel más bajo desde el 12 de marzo, sino la vigésima caída consecutiva. En la City creen que la tendencia bajista continuará, no obstante, los expertos saben que al menos durante junio no puede ceder de 62,5%, porque así fue determinado por el Banco Central (BCRA).

El 1 de abril pasado el BCRA fijó un piso de 62,5% para la tasa, una decisión que sirvió como señal de previsibilidad para los bancos; para que supieran que la rentabilidad de este instrumento estaba garantizada, que iban a seguir obteniendo, al menos hasta que termine junio, una tasa real positiva.

El objetivo final era contener cualquier sobresalto en el mercado de cambios, que los bancos impulsaran una mejora en las tasas de los plazos fijos que volviera a la inversión en pesos más atractiva que apostar por el dólar.

Sin embargo una tasa en estos niveles todavía es muy alta, dificulta la financiación de las empresas, por lo tanto, golpea de lleno a la actividad económica.

“Nuestra proyección para fin de julio es 60%”, dijo Miguel Zielonka, director de Econviews, es decir que en la consultora esperan que se modifique el piso.

En la misma línea, Martin Przybylski, portfolio manager de Consultatio, sostuvo que “hay margen para que siga cayendo algo más todavía”. En cuanto al piso, indicó que podría “seguir existiendo, pero en un nivel menor” al que está ahora. “Creo que con la baja de inflación que se prevé para este mes (algunos hablan de hasta 2,5%), la tasa real de la Leliq se mantendrá aún en niveles altos, a pesar de que se dio una baja en las últimas semanas”, agregó Przybylski.

También Nery Persichini, gerente de inversiones de GMA Capital, se refirió a las condiciones que permiten una mayor reducción: “Con el aumento endógeno de la demanda de dinero (la contracara de la estabilidad cambiaria), la Leliq tiene margen para retroceder”.

El experto explicó que el mercado quiere pesos, por lo que está dispuesto a resignar rentabilidad, es decir, tasa.

“Junio y diciembre son los meses con mayor demanda de pesos por motivos transaccionales. Pero en estas últimas semanas también hubo ingreso para carry por el efecto Pichetto y por la mejora en las condiciones internacionales”, agregó el gerente de inversiones de GMA Capital.

No obstante, en la plaza porteña abogan por la prudencia del BCRA para inducir una baja. “Creo que el BCRA va a ser prudente con la baja de tasas para no volver a cometer los mismos errores del pasado en los que se apuró a bajarla, sin que se hubiese consolidado la caída de la inflación”, señaló Przybylski.

Durante la gestión de Guido Sandleris al frente del Banco Central la tasa promedio mínima tocó un piso de 43,937% el 14 de febrero pasado, una hazaña que duró poco, ya que el máximo se alcanzó casi tres meses después, cuando tocó 74,07%, el 2 de mayo de este año.

Matías Rajnerman, economista Jefe de Ecolatina, opinó que “el margen de recorte de la tasa de interés es acotado”. Al respecto, detalló: Lo que pasó en febrero (cuando ajustó 15 puntos porcentuales en dos semanas) le marcó al Banco Central que no debe relajarla mucho rápidamente. Además, más allá de esta calma reciente, en las próximas semanas van a empezar las tensiones cambiarias pre-electorales y ahí será preferible resignar unos puntos de sobre-tasa que arriesgarse a una suba abrupta del dólar”.

Así es como, al igual que en Econviews, Ecolatina no ven a las Leliq perforando el 60% en el corto plazo.

Finalmente, Federico Furiase, director de EcoGo, es más cauto: “No veo mucho margen para que siga bajando la tasa Leliq, dado el compromiso de crecimiento cero de la base monetaria, en un contexto de aumento en la demanda nominal de dinero (por motivo estacional) e inflación en la zona de 2.5% mensual”. En sintonía agregó que aunque ayudó la baja en riesgo país y en el dólar, luego del “efecto Pichetto” y la expectativa de baja de tasas de la Fed, consideró que la volatilidad seguirá estando, siendo las PASO el próximo test, que conllevan un riesgo de que se polaricen lo suficiente y el mercado no tenga una buena lectura del resultado de Cambiemos.

Fuente: Link

RELACIONADOS