Tras el alza de la inflación suben el dólar, la tasa y el riesgo país

19 febrero, 2019

El dato negativo de la inflación, que cerró en 2,9% en enero, sacudió la modorra que se vivía en el mercado en medio del veranito financiero. Por primera vez en seis semanas, ayer la tasa de las Leliq y el dólar subieron al mismo tiempo. Así, la divisa marcó a nivel mayorista $ 38,62, un incremento de 40 centavos, mientras que en el minorista subía 20 centavos, a $ 39,51, según el promedio relevado por el Banco Central.
Por el lado de las Leliq, la tasa de referencia del mercado, se cortó una racha de 30 jornadas consecutivas de caída y aumentó a 44,21%, por encima del 43,93% del jueves. El riesgo país siguió la tendencia y terminó en 689 puntos básicos, un alza del 2,3% con relación al día anterior.

El jueves cuando se conoció que la inflación había subido en enero con relación a diciembre, el mercado quedó expectante a cómo se movería el Central. En el arranque de la jornada de ayer, el dólar abrió en baja y por unos minutos llegó a perforar el piso de la banda cambiaria, establecido en $ 38,26. Sin que el Central interviniera, la divisa empezó a repuntar con fuerza, subió 40 centavos y se reinstaló cómoda dentro de la zona de no intervención. Quedó en $ 39,51 en el minorista, el valor más alto desde fines de noviembre.
Del lado de la tasa las Leliq cortaron la racha alcista. El Central ya había dado señales de que iría en ese sentido. Si bien la autoridad monetaria no fija la tasa, sí convalida los valores que ofrece el mercado y lo induce hacia un lado o hacia el otro al definir de antemano cuál es el monto a licitar. Ayer adjudicó $ 185,000 millones y convalidó así un alza de 28 puntos básicos hasta llegar a los 44,21%.
Después de arrancar febrero con un recorte diario de más de un punto en la tasa, el miércoles el Central comenzó a desacelerar. Recortó menos de un punto de ese día, apenas cuatro céntimos el jueves y ayer dio la vuelta.

Mientras que la semana pasada es- ta tasa retrocedió 620 puntos básicos, en estos días recortó la velocidad y se contrajo en 121 puntos.

La baja sostenida de las tasas era interpretada por el mercado como un indicio de que el Banco Central veía signos de desaceleración en la inflación. El dato de enero contradijo esta idea y prendió luces de alarma que llevaron a la autoridad monetaria a apretar el freno ante el riesgo de que los inversores se pasaran de pesos a dólar y esto metiera más presión sobre los precios.

En este contexto, la duda es si esto es solo una pausa transitoria en la baja de las tasas o hay margen para que sigan cayendo. En otras palabras si sigue siendo válida la apuesta al carry trade -vender dólares para invertir en tasas altas en pesos y luego re- comprar los dólares-.

La corrección en las Leliq pareció dejar al mercado con hambre por el dólar. El operador Gustavo Quintana apuntó que el pequeño retoque alcista en la tasa “no alcanzó para diluir la presión sobre el dólar mayorista, que alcanzó la mayor suba diaria desde el 29 de enero pasado”.

Desde Consultatio advierten que el actual escenario “parece mostrar cierta debilidad” tras el dato del IPC de enero. “Parecería que luego de este dato de inflación, el descenso de tasas ha encontrado un límite, lo que se refleja en el resultado de la Leliq”. Luego de “una baja de casi 1000 puntos básicos en lo que va de febrero, finalizó con una suba de 28 puntos”.

Pablo Castagna, director de Portfolio Personal, apuntó que “la gran clave para los inversores es decidir si siguen con el carry trade o se pasan a dólares. Estamos notando que empieza a verse una demanda por dolarizar parte de la cartera. Aquellos inversores que la pasaron tan mal en diciembre, después de un enero soñado, con subas de más del 10% en los bonos de tramo más largo, ahora no quieren correr tanto riesgo. Después de haber capitalizado esas subas, analizan tomar cautela”.

Desde la óptica de Castagna, “el dólar se sostiene en un rango atractivo, la tasa bajó en lo que va del año cerca de 15 puntos porcentuales y la inflación no cede… entonces, el riesgo se percibe alto para estar en pesos. Nosotros recomendamos que un porcentaje bajo de la cartera lo tengan en carry trade, pero el porcentaje más alto, claramente en este contexto, tiene que ser en dólares”

Fuente: Link

RELACIONADOS