¿Compro o vendo? qué se espera del Merval y las acciones argentinas en 2019

8 enero, 2019

Luego de un inicio de año auspicioso, se abre el debate sobre la conveniencia de invertir o no en la Bolsa.

Luego de un año de correcciones generalizadas en 2018, todos los índices bursátiles quedaron baratos según múltiplos de valuación, ya sea el valor libro o Price Earning (P/B P/E) respecto a sus promedios históricos.

Así lo afirmó Francisco Choe, portfolio Manager de Fima Fondos de Inversión, quien además agregó que, si bien el contexto financiero global no es el más optimista, aquel inversor con un enfoque contrarian y un horizonte de largo plazo, podría aprovechar las oportunidades que comienzan a presentarse en algunos mercados emergentes, con caídas de sus P/B por debajo de 2,0 y P/E que no superan los 15,0.

Los mercados pueden continuar su senda bajista o lateralizar en estos niveles por un período prolongado. Dicho esto, en el actual contexto, preferimos enfocarnos en inversiones con catalizadores concretos, como por ejemplo Brasil, donde las reformas económicas propuestas por el nuevo gobierno están generando buenas expectativas.

Según el análisis de Francisco Choe el ajuste de las acciones argentinas dejó a un ratio de Price Book Vale de un valor de 1,6 veces libros contra un promedio de los últimos 5 años de 7.8 veces libros. Este patrón se repite para el caso de todas las bolsas de Latam aunque Argentina es la más notoria, justamente por la fuerte caída de las acciones registrada en 2018.

Respecto de ratio precio ganancias, ocurre lo mismo en el cual el promedio de los últimos 5 años es de un valor de 16.6 veces ganancia mientras que actualmente las acciones locales operan en torno a 11.

De esta manera, y a nivel general se puede ver que las acciones de emergentes globales también muestran atractivas dado el ratio P/E y P/B.

Por su parte, desde Capital Markets Argentina (CMA) ven valor en el sector energético de cara a 2019 y señalan que las acciones de Central Puerto (CEPU), Pampa (PAMP) e YPF tendrían los mejores desempeños este año.

Nos gusta Central Puerto gracias a que vemos que tiene fortalezas como un crecimiento en capacidad instalada, incluyendo renovables, incremento en el margen operativo y bajo endeudamiento. Con respecto a Pampa, allí vemos valor gracias a una mejora en el EBITDA por nueva generación eléctrica, sumada a una dolarización de ingresos. Finalmente, creemos que YPF tiene potencial gracias a un incremento en la productividad de la mano de mayor explotación de Vaca Muerta y a un importante sendero de inversión que redundará en mayor producción, mejora en proceso de desendeudamiento, afirmaron.

Por otro lado desde CMA ven un factor común entre las tres compañías y que se basa en que, ante una baja en el riesgo país, potenciará una fuerte recuperación de los precios, mientras que la posibilidad de mayor intervención estatal impediría un sendero de crecimiento para el precio de las acciones propuestas.

El comienzo de año para las acciones es auspicioso, ya que el Merval acumula una suba del 7% en pesos en 2019 y casi 8% en dólares, gracias a la estabilidad cambiaria.

De la otra vereda, José Echague, jefe de Estratega de Consultatio Investment se muestra más cauteloso respecto del futuro de las acciones y sostuvo que la mejora en la certidumbre macro asociada a la aprobación del Presupuesto y una serie de balances de compañías que se presentaron con resultados mucho mejores a los anticipados fueron dos pilares que sostuvieron la recuperación del Merval en noviembre y los primeros días de diciembre.

Creemos que la recuperación de la actividad económica será lenta, con lo cual los fundamentos de las compañías difícilmente mejoren. Continuamos creyendo que el mercado de acciones está descontando un escenario más optimista del que hoy presentan los bonos y, por lo tanto, favorecemos una baja exposición a acciones por el momento.

Fuente: Link

RELACIONADOS