Por el ingreso de capitales, el dólar dio un paso atrás y la tasa bajó casi al 70%

31 octubre, 2018

El dólar se movió ayer a la baja en la plaza mayorista, empujado por el ingreso de capitales vinculado a la suscripción, en divisas, de Letras Capitalizables (Lecap) subastadas el último viernes, y la tasa de interés dio un nuevo paso hacia atrás para colocarse en su menor nivel en 28 días. Son señales que parecen indicar que, tras la confirmación del acuerdo con el FMI -que permitió el acceso a nuevos desembolsos, el clima de distensión financiera tiende a consolidarse a casi un mes de la puesta en marcha del plan monetario y cambiario.

La señal más contundente al respecto es la que aporta la conducta del tipo de cambio, que había arrancado el sistema de flotación entre bandas a un 7,1% del techo (en un mercado que presagiaba por esas horas que lo desafiaría) y quedó ayer a menos del 5% del piso, ubicado ahora en $35 por dólar, al cerrar para la venta mayorista a $36,71%, tras ceder 19 centavos en el día.

En materia de tasas, el costo para el Banco Central (BCRA) de asegurar una variación nula de la base monetaria no varió sustancialmente, aunque el precio que paga por colocar entre bancos Letras de Liquidez (Leliq) muestra por primera vez tres correcciones a la baja. Como en el caso del billete, comienza a alejarse cada vez más de la zona de máximos de 73,50% nominal anual que tocó en los primeros días de mes y a acercarse a la de sus niveles de partida (que fueron del 67,2%), al caer ayer al 70,04% anual.

`Esto se da porque el Central viene sobrecumpliendo la meta y, por lo mismo, enfrenta menos necesidades de absorción, lo que facilita la baja de la tasa. Pero mi sensación es que esta tasa se va a mover todo el tiempo y que esta caída es coyuntural, porque vienen holgados`, juzga el economista Gabriel Caamaño, del Estudio Ledesma.

El billete había arrancado la jornada firme, llegando a operarse a $37,20 para la venta mayorista en el comienzo, es decir, 30 centavos por encima del cierre previo.

Sin embargo, pasado el mediodía cambió de tendencia y pasó a operarse en los niveles del cierre previo, antes de volver a caer, `cuando se hicieron notar las liquidaciones vinculadas al ingreso de dólares para suscribir Lecap en pesos, ya que hoy [por ayer] vencía el plazo para suscribirlas`, explicó el operador Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios. Ese ingreso no solo quedó reflejado en el retroceso final de la divisa a nivel mayorista (al público se mantuvo estable a $37,78 en promedio para la venta), sino también en el aumento del 33% que mostró el volumen operado en la plaza cambiaria, al llegar hasta los US$584 millones.

Vale recordar en este sentido que el viernes había trascendido que poco menos de la mitad de las Lecap en pesos, que el Tesoro colocó a 7 y 18 meses con tasas del 54 y 52% anual para cada plazo, habían sido compradas por fondos de inversión del exterior, que volvieron a apostar por lo que en la jerga se conoce como carry-trade o `bicicleta`.

En cuanto a la oferta monetaria, el BCRA encontró espacio para renovar prácticamente todo lo que le vencía en Leliq ($110.929 millones), colocando nuevos títulos por $109.441 millones, pese a que pactó una tasa de interés del 70,04%, 58 puntos menor a la de anteayer y 134 puntos menor a la que había pagado la semana anterior.

Para los analistas de Consultatio lo relevante es que el BCRA `pudo estabilizar en un nivel su tasa de política y la demanda de activos en pesos está empezando a dar signos de recomposición`. Por eso creen que `aun con tasas todavía muy altas en términos nominales, el alargamiento del cronograma de vencimientos de las Lecap y el fortalecimiento de la hoja de balance del Central que representa el desarme de las Lebac son activos intangibles que se están acumulando en favor de la reducción de la vulnerabilidad financiera

RELACIONADOS