El dólar subió 3% tras el anuncio de la nueva política cambiaria

28 septiembre, 2018

El sistema de bandas de flotación que eligió el Gobierno para tratar de acotarle volatilidad al dólar de aquí en más mostró ayer, antes de su debut formal, que deberá atravesar una zona de prueba antes de ganar la confiabilidad del mercado. La conclusión surge del alza promedio del 3% que anotó el billete, al saltar su precio de venta de $38,51 a $39,73 para operaciones mayoristas y de $39,44 a $40,53 para las minoristas, el día después del anuncio del nuevo esquema cambiario y monetario con que pasará a operar el Banco Central (BCRA) desde el lunes.

Lo llamativo fue que este avance se concretó pese a que el volumen operado de contado se redujo 40% respecto de la rueda previa (de US$524 millones a US$327 millones).

Se trata de un avance que, en un solo día, iguala el ritmo de indexación tope que tendrá la denominada “zona de no intervención” (planteada en el inicio entre los 34 y 44 pesos), fijada por el ente monetario al cabo de un mes.

Sin embargo, si se lo mide por el mercado de futuros el ajuste al alza en el valor del dólar escaló más del 4% (trepó de $42,78 a $44,6 la posición a vencer a fin de año) en buena medida empujada porque el tope de la banda de flotación para entonces ya estará en $48.

El dato no pasó desapercibido para los operadores, que hablaron de una primera reacción negativa, básicamente derivada del ancho de banda que eligió el Gobierno porque extendió la frontera de suba (la de baja pasó inadvertida porque nadie espera una posible apreciación del peso en lo inmediato).

Ese clima se hizo visible con la apertura de operaciones cuando la divisa, inmune a las señales de alza que mostraban los bonos de la deuda y la consecuente tendencia a la baja del riesgo país, arrancó operando a $39,25 para la venta al por mayor.

“Desde el inicio ya mostró un gap de 74 centavos contra el cierre alcista de la rueda anterior”, explicó Fernando Izzo, operador de ABC Mercado de Cambios. “Luego siguió en alza hasta que luego del mediodía se estabilizó en los valores de cierre al percibirse intervención oficial en futuros”, indicó por su parte Gustavo Quintana, de PR Cambios.

Para los analistas, al mercado le llevará algunos días acomodarse al nuevo esquema y es probable que la semana próxima, y con el comienzo de mes, testee su fortaleza.

“La mente del argentino está dolarizada y no hay motivos para que el billete baje, ya que sigue más demandado que ofrecido”, consideró Guillermo Francos, CEO de Wilobank, banco digital de Eurnekian. “Por eso tiene razonabilidad que el Central busque ponerle un límite para no dejarlo pasar determinado valor”, completó.

“Habrá ruido y volatilidad en el corto plazo, pero no vemos riesgo de que, a este nivel del dólar, se pueda desmadrar la situación”, resumió en su informe diario la consultora Delphos Investment.

La renovada tensión cambiaria contrastó con las señales de tranquilidad que dieron los tenedores de bonos argentinos, al quedar prácticamente blindadas las necesidades de financiamiento hasta el final del mandato de Macri, y algo más allá.

“Los bonos en dólares operaron tomadores todo el día y cerraron con subas de al menos un dólar y medio para el tramo medio y largo”, observó Sebastián Cisa, del Grupo SBS.

“Toda la curva soberana en dólares reaccionó al alza. Los más beneficiados fueron el Bonar 2021 y el Discount”, completaron desde Consultatio Con ese empuje la tasa de riesgo país cayó de 614 a 595 puntos.

Fuente: Link

RELACIONADOS