Tras desplome de la actividad en junio, el mercado recorta nuevamente su estimación de crecimiento

29 agosto, 2018

El EMAE calculado por el INDEC registró su tercera caída mensual consecutiva en junio, al ubicarse 1.3% por debajo del registro de mayo. En la medición interanual, el indicador se contrajo 6.7%, registrando su tercera caída consecutiva y la mayor desde julio 2009; el agro se desplomó 31.0% por la sequía. Sobre este escenario de debilidad, sumado al apretón monetario y fiscal, los analistas del mercado han recortado nuevamente sus estimaciones de crecimiento económico este año. Con el desarrollo de la corrida y el cambio en las variables macroeconómicas, distintas compañías y analistas han venido recortando estimaciones de crecimiento para este 2018 y tras los últimos datos, han actualizado nuevamente las mismas a la baja.

Miguel Kiguel, director de la consultora Econviews señala en un informe enviado a sus clientes que los efectos adversos de la sequía sobre el agro volvieron a visibilizarse en las estadísticas de actividad económica por tercer mes consecutivo en junio. “Aunque lo peor de la sequía ya pasó y se espera un importante rebote en el agro, en los próximos meses es probable que la caída en los salarios reales empiece a impactar con más fuerza sobre el consumo privado, poniendo presión adicional sobre la actividad económica en general”.

Además, el economista destaca que según el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) calculado por el INDEC, la actividad económica registró en junio una caída mensual de 1.3% de acuerdo a la serie desestacionalizada y acumuló su tercera baja consecutiva. “En términos interanuales, el indicador oficial también registró su tercera caída consecutiva, y la mayor en nueve años, al ubicarse 6.7% por debajo del nivel de junio 2017”.

Dentro del mismo análisis, Kiguel señala que “el segundo trimestre del año cerró con una caída de 3.9% trimestre a trimestre, y tras revisarse la serie histórica, en el primer semestre la actividad económica acumuló una caída de 0.6% en relación a igual período de un año atrás. Es muy probable que en el tercer trimestre también se vuelva a registrar una caída trimestral, aunque más moderada, impulsada principalmente por la caída en los salarios reales. En este escenario, esperamos que la economía se contraiga 1.5% en todo el año, evidenciando nuevamente una caída de la actividad en un año no electoral”.

Por su parte, José Echague, Jefe Estratega de Consultatio Investment agrega en un informe que los costos de la estabilización empiezan a notarse en el nivel de actividad. “El dato de actividad estuvo explicado fundamentalmente por el impacto de la sequía. Industria y consumo masivo todavía no mostraron el impacto pleno de la corrida, y esperamos que los indicadores se deterioren en los próximos meses. El piso de la recesión lo estamos proyectando para el último trimestre del año”.

En un análisis similar, los analistas de Grupo SBS comentan en un informe enviado a sus clientes que los resultados de junio terminaron siendo incluso peores que el complicado panorama que anticipaban otros indicadores adelantados. “Teniendo en cuenta que gran parte de la contracción de la actividad estaría siendo aún explicada por este shock real, nuestras perspectivas respecto de la dinámica subyacente no cambiaron sensiblemente. Más allá de esto, una caída mayor a la esperada en el segundo Trimestre de 2018 y un arrastre estadístico muy inferior ameritan recalcular nuestro escenario base”, comentaron.

En esta línea, los analistas de Grupo SBS han corregido su proyección de crecimiento para este año a -1,25% desde 0,0%, a la vez que rebajamos nuestra estimación para 2019 desde 1,0% a 0,5%. “A pesar de estas correcciones, todavía esperamos que la actividad económica crezca a un ritmo de 3,0% t/t (a.e. anualizado) en el segundo semestre de 2019”, cierran desde la compañía.

Por ultimo, el equipo de Research de Banco Mariva destacan que “a pesar de que se esperaba que los fundamentos económicos se deteriorarían, varios factores nos llevan a anticipar una caída más grande de lo previsto para el año fiscal de 2018”.

En una primera instancia destacan que el EMAE evidencio una baja del 3.9% trimestre a trimestre, y estuvo debajo del consenso del mercado que esperaba -3.5%. Por otro lado también señalan desde banco Mariva que en las últimas semanas, el gobierno ha anunciado nuevas medidas de austeridad fiscal como por ejemplo, el aumento de la tarifas de transporte, el recorte del plan de reembolsos a las exportaciones, la eliminación del Fondo Federal de Soja, entre otros). Además existen versiones de que gobierno estaría evaluando un recorte en el gasto social por $88.500 millones, es decirt, 0,5% del PBI el año próximo. Paralelamente, en medio del lanzamiento del plan para desmantelar el Lebac acciones, el BCRA anunció que mantendrá las tasas de interés en los niveles récord actuales, al menos hasta el próximo octubre. Por último, pero no menos importante, a principios de este mes salió a la luz pública el “escándalo los cuadernos” contaminando casi todas las principales empresas de construcción en el país

“Mientras todavía estamos tratando de evaluar la magnitud potencial de sus consecuencias para la economía, anticipamos que tendrá un efecto negativo neto. En este contexto, es no es de extrañar que el ministro Dujovne haya declarado hoy que la economía puede contraer alrededor del 1% este año y expanda solo 1.5% en 2019.

Fuente: Link

RELACIONADOS