La FED subió la tasa al 2% y proyecta cuatro alzas en total para este año

14 junio, 2018

La Reserva Federal (Fed) ha decidido elevar su tasa de referencia de fondos federales en un cuarto de punto porcentual al 2%. Además, se volvió ligeramente más contractiva en cuanto a sus proyecciones de tasas para este 2018, ya que proyectó un total de cuatro subas, una más de la que se esperaba. Para 2019 se mantienen la expectativa de ver tres incrementos y uno en 2020.

Este nuevo escenario pone un poco más de viento de frente a toda la deuda emergente, que cayó con el anuncio.

José Echagüe, Estratega de Consultatio Investments, considera que la Fed está actuando preventivamente. “Mirando los pronósticos de la economía americana, se percibe una existencia de una inflación que tiene una presión adicional. Aun así, no veo que haya tanto margen de un endurecimiento adicional”, dijo.

Haciendo un balance del impacto que tiene la decisión de la Fed sobre los activos locales, el Estratega de Consultatio Investments entiende que “Argentina está con la herida abierta y el roce del exterior no ayuda a sanarla. Creo que si la suba de tasas de la Fed se hubiese dado en un contexto de estabilidad, pasaría más desapercibido. Aun así, las proyecciones de los bancos en Wall Street y de la Fed misma es que el traspaso a las tasas de largo plazo no son tan importantes. Se espera que para los próximos 12 meses veamos una suba adicional en la tasas de largo”, dijo.

Por otro lado, Echagüe entiende que lo importante será la velocidad con que se da dicha suba de tasas y cuanto de la suba de tasas se traslade a la parte larga de la curva. “Aun así, creo hay margen como para seguir pensando en que la curva de bonos del tesoro va a tener un aplanamiento”, agregó.

“La suba de tasas de la Fed debería tener un mayor impacto sobre el tipo de cambio, que en definitiva afecta al carry trade que para la renta fija local. Para los bonos influye mas la tasa de largo y en ese caso estoy más optimista”, concluyó Echagüe.

Diego Falcone, Head Portfolio Manager de Cohen sostiene que “con un desempleo del 3,8% es prácticamente inevitable que tengamos un escenario de mayor presión inflacionaria, con lo cual, la Fed tiene que estar atenta a indicadores de corto plazo”.

A su vez, Falcone resalta que, con una economía que ya venía creciendo a un buen ritmo se agregó la inyección del déficit fiscal con la reducción impositiva, con lo cual, se forzó al límite. “No me sorprende ver cuatro subas en 2018. No sé si Argentina va a sufrir más que otros países pero sin dudas que no es una buena noticia”, dijo.

Alejandro Kowalczuk, Head Portfolio Manager de Argenfunds sostiene que “el mercado esperaba dos subas más este año (junio y noviembre), pero se estaría sumando una suba adicional”. Además, Kowalczuk considera que probablemente veamos la curva de bonos americana acompañando el movimiento de tasas de la Fed. “Probablemente tengamos una tasa a 2 años en niveles de 3,25%,% (versus 3,15% anterior) y la de 10 años por arriba de 3,50%”. Mirando el impacto en Argentina, el Head Portfolio Manager de Argenfunds destaca que “esperando una suba de tasas en EE.UU., tendríamos que estar satisfechos si logramos mantener el riesgo país. El escenario más difícil es que ante la suba de tasas, se amplíe también la prima de riesgo (que fue lo que observamos el día de hoy)”.

Nery Persichini Gerente de Inversiones de GMA Capital destaca que “se ve es una Fed que, a diferencia de lo que se esperaba, es más agresiva respecto de la Fed que dejo Yellen. En el futuro, hay que seguir de cerca la tasa a 10 años y en el Dollar Index”.

Persichini agrega que “la curva americana está muy plana con un spread entre la tasa de 10 y 2 años de 40 puntos básicos, siendo el menor nivel desde 2007. Para normalizarla tienen que subir las tasas largas y esta previniendo una recesión. Los activos locales se mantienen débiles pese al cuerdo del FMI y no se han logrado recuperar”.

Fuente: Link

RELACIONADOS