IMPORTANTE

Los siguientes Fondos Comunes de Inversión

Se encuentran en proceso de desarme por la Resolución General de CNV N° 836.

En caso de tener cuotapartes, por favor contactar a tu asesor financiero.

Lo que necesitás saber a la hora de diseñar una cartera de inversión

5 agosto, 2014

Uno de los mejores consejos que te podemos dar es que, una buena planificación financiera es la que convierte la volatilidad a corto plazo en rentabilidad a largo plazo.

Todo consiste en planificar y actuar. Para planificar tu cartera de inversión los primeros parámetros que tenés que tener en cuenta son el horizonte temporal, la aversión al riesgo y el nivel de rentabilidad esperado.

HORIZONTE DE INVERSIÓN

Consiste en saber qué predisposición temporal tenemos para cumplir nuestros objetivos financieros. Dichos objetivos pueden ser desde comprar un auto hasta pagar los estudios de nuestros hijos.

Si tenés como objetivo alcanzar un rendimiento determinado, más allá del tiempo que tardes en conseguirlo, te estarás orientando a un horizonte de inversión a largo plazo. En cambio, si lo que querés es obtener una renta y salir lo antes posible del mercado que la generó, obviamente estás fijando un horizonte de inversión a corto plazo. Es decir que, a menor horizonte de inversión, menor tendrá que ser el riesgo a asumir para tener una rentabilidad positiva.

AVERSIÓN AL RIESGO

Acá nos referimos a la capacidad que tiene cada inversor de asumir pérdidas en su cartera. En el ámbito de las decisiones de inversión, las preferencias de los inversores son un aspecto crucial a tener en cuenta porque para alcanzar una mayor rentabilidad tenemos que estar dispuestos a asumir más riesgos.

Por lo tanto, para diseñar una cartera de inversiones adecuada, es fundamental hacer una primera clasificación de nuestro perfil de inversor en función del grado de aversión al riesgo que poseemos:

-Inversor conservador o averso al riesgo: es aquel que elige la inversión con menor grado de riesgo entre dos alternativas que posean distintos niveles de rentabilidad esperada.

-Inversor moderado o neutral al riesgo: es el que se mantiene entre las dos alternativas.

-Inversor agresivo o propenso al riesgo: elige la inversión con mayor grado de rendimiento frente a dos alternativas con diferente nivel de riesgo.

RENTABILIDAD

Diseñar una cartera de inversión adecuada también depende de otras variables como la edad, situación financiera y niveles de ingresos, entre otras. En función de estos factores, los inversores pueden ser clasificados de acuerdo al siguiente criterio:

-Preservación de capital: cuando el inversor prioriza preservar el capital, está privilegiando la disponibilidad del dinero, buscando obtener un rendimiento estable y evitar pérdidas.

-Renta: quienes consideran prioritaria la renta, están tratando de obtener una estabilidad a mediano plazo. Este tipo de inversores busca realizar inversiones en activos rentables y con una volatilidad moderada.

-Crecimiento de capital: esta categoría responde a aquel inversor que persigue una fuerte valoración de la inversión realizada en el largo plazo, lo que implica tolerar una mayor volatilidad, estar acostumbrado o conocer los riesgos, y disponer de un horizonte de inversión a largo plazo.

VOLATILIDAD

Hay una variable fundamental a tener en cuenta a la hora de diseñar tu cartera de inversión, es la volatilidad. Se trata de una medida estadística asociada al riesgo de un activo en particular o al de una cartera de inversiones, y también se puede clasificar en baja, media o alta, según sea el caso. Por ejemplo, cuanto mayor es la rentabilidad esperada, mayor tiene que ser la volatilidad a asumir en la inversión.

Esperamos que te haya servido este breve recorrido por los factores básicos que debes tener en cuenta al momento de diseñar una cartera de inversión. Pero si querés saber más, te recomendamos probar nuestro simulador y conocer tu perfil de inversor lo que te permitirá evaluar tu actitud hacia las distintas posibilidades de inversión y sus consecuencias, es decir tu aversión al riesgo.

Además, podés visitar nuestra plataforma de e-learning para seguir fortaleciendo tu educación financiera y saber más acerca del mundo de los capitales porque, al igual que debemos conocer nuestras capacidades y limitaciones en la conducción a la hora de comprar un auto, debemos ser capaces de reconocer qué es lo que esperamos de una inversión, lo que no estamos dispuestos a asumir y cuáles son nuestras necesidades.

RELACIONADOS