IMPORTANTE

Los siguientes Fondos Comunes de Inversión

Se encuentran en proceso de desarme por la Resolución General de CNV N° 836.

En caso de tener cuotapartes, por favor contactar a tu asesor financiero.

El Gobierno evalúa cómo avanzar con los vencimientos de deuda en pesos

8 marzo, 2020

Hasta junio vencen con el sector privado $ 555.000 millones. El resultado fiscal de enero, más magro que lo previsto, causó alerta por renegociación de la deuda. Desde el inicio de la gestión del gobierno de Alberto Fernández, en el Ministerio de Economía se esforzaron por marcar una diferencia entre la deuda denominada en dólares de la que está en pesos. En el intento de recrear la curva, los títulos que se engloban en el último grupo sufrieron un traspié importante con el frustrado canje del Bono Dual en el inicio de febrero, que fue mejorado con el que se orquestó para el Bogato la semana pasada.

En la Secretaría de Finanzas saben que los vencimientos que deben afrontar son elevados. “Nos dejaron un campo minado”, sostuvo una fuente oficial. Y mencionó que, tras los pagos de títulos que se agolpaban la semana pasada, habría algunos días de calma para volver sobre fines de este mes con nuevos vencimientos significativos.

Tras el resultado del Bogato, en el que el Gobierno consiguió un 65% de aceptación y que se definió pagar a los que no ingresaron, evalúan ahora qué estrategia sumar.

En Consultatio se preguntaron si el Gobierno seguirá optando por el camino de “caso por caso” o si, por el contrario, recurrirá a un reperfilamiento unilateral de todos los vencimientos en pesos. “Lo que nos hace inclinar por la segunda opción es que la metodología del caso por caso torna mucho más difícil la construcción de un perfil de vencimientos mejor distribuido en el tiempo”, definieron.
Recordaron que, en lo que va del año, el Gobierno emitió $ 257.000 millones a un plazo promedio de 10 meses y que los vencimientos en pesos con el sector privado hasta junio suman un total de $ 555.000 millones. Por esta razón, “lo que posibilitaría un reperfilamiento generalizado y compulsivo es mejorar el perfil de vencimientos y evitar que se genere un nuevo problema en el muy corto plazo”, razonaron.
También en Quantum Finanzas, consultora a cargo de Daniel Marx, pusieron la lupa sobre la evolución de la deuda en pesos y encontraron que desde el 10 de diciembre vencieron instrumentos en moneda local por un total estimado de $ 347.000 millones (entre capital e intereses), de los cuales $ 282.000 millones correspondieron a pagos al sector privado, un 80% del total.

“La experiencia de febrero indujo al gobierno a mejorar los incentivos para lograr una más alta tasa de captación de fondos/renovación de vencimientos”, sostuvieron. Mencionaron que se pasó de licitaciones por precio a por cantidades, “con tasas más acordes a las del mercado secundario, aunque todavía más bajas”, y también que se mejoraron las relaciones de canje, con suscripciones a valor técnico.
Si bien hay un esfuerzo oficial por delimitar el camino que sigue la deuda en pesos de la denominada en dólares, hay aristas en las que se unen. En Consultatio explicaron que “el devenir de la deuda en pesos ocupa un lugar central en el informe no sólo porque la suerte del A2M2 -Bogato- fue la novedad más importante de la semana, sino también por las implicancias que esto tiene para la renegociación de la deuda en dólares y para la situación macro en general”.

El punto que identifican es que el resultado fiscal de enero podría marcar que un mayor déficit podría durar unos meses. “El punto de contacto más claro entre la dinámica de la deuda en pesos y la de dólares es el plano monetario: la emisión de dinero en concepto de adelantos transitorios sugiere que el resultado fiscal de enero fue algo más que un desliz”, marcaron.

¿Qué implica un déficit más elevado que el esperado de manera inicial? La lectura del mercado es que menos compromiso en lo fiscal implicaría una posibilidad de generar una capacidad de pago menor, en medio de las renegociación de la deuda argentina.

Fuente: Link

RELACIONADOS