IMPORTANTE

Los siguientes Fondos Comunes de Inversión

Se encuentran en proceso de desarme por la Resolución General de CNV N° 836.

En caso de tener cuotapartes, por favor contactar a tu asesor financiero.

Afirman que el Gobierno perdió credibilidad por manejo del AF20

17 febrero, 2020

CONSULTATIO CUESTIONÓ EL CURSO “ERRÁTICO” QUE TUVO EL TRATAMIENTO DEL VENCIMIENTO DEL BONO

Para la consultora, el Gobierno enfrenta una dificultad más práctica que conceptual. “Más allá del plan que pueda presentar, el mercado no le cree”, señaló.

Los lineamientos de la reestructuración de la deuda realizada por el ministro Martín Guzmán en el Congreso terminaron agregando `confusión e incertidumbre a la ya difícil tarea de interpretar la estrategia oficial expuesta en el primer vencimiento relevante que debía enfrentar por los Bonos Duales (AF20)`. Así lo manifestó Consultatio, al destacar que la definición central que ratificó el ministro es que, `dado que la deuda es un problema que genera mucha incertidumbre macroeconómica para la elaboración de un plan o proyecciones que impliquen algún compromiso, su enfoque va a consistir en negociar con los acreedores sin plan. O por lo menos, sin comunicar compromisos explícitos ni explicitar los medios con los que imagina alcanzándolos`.

`Este enfoque es una anomalía en cualquier caso de reestructuración soberana o corporativa conocido, ya que la práctica estándar es, justamente, la contraria: a partir de la voluntad de regularizar una situación percibida como insostenible, el deudor se reúne con los acreedores, negocia objetivos y medios para conseguirlos, y termina realizando una propuesta (plan) a partir de los que se puede estimar una capacidad de pago que, a su turno, será plasmada en un ejercicio de reestructuración financiera`, manifestó la consultora. `El arreglo financiero es siempre el reflejo de un entendimiento anterior y no al revés`, agregó.

`La dificultad que enfrenta el Gobierno aquí tal vez no sea conceptual, sino práctica: más allá del plan que pueda presentar, el mercado no le cree`, afirmó. Esto quedó claro en la reacción de precios del día siguiente: las únicas dos precisiones que dio el ministro en su presentación fueron que iba a tratar a los bonos denominados en dólares con ley local con iguales criterios con que iba a tratar a los de ley internacional, y que la deuda en pesos no iba a ser reestructurada unilateralmente (`reperfilada`) como lo fue el AF20. Ambas resultaron cuestionadas duramente desde la apertura del mercado del día siguiente.

`Si recordamos la reacción de mercado extraordinariamente positiva que tuvieron los bonos ante la primera intervención pública del ministro sólo algunas semanas atrás, es claro que el problema no es de personas: la falta de credibilidad actual es un resultado directo del curso improvisado y errático que caracterizó al tratamiento del primer vencimiento relevante de deuda que enfrentó el Gobierno: AF20`, analizó. `En su tratamiento del caso el Gobierno sentó precedentes sobre dos puntos que no será gratis sostener ni revertir: el primero fue la oferta inicial de canje que hizo por el AF20 donde ofreció términos que una semana más tarde fueron mejorados en el marco de una licitación con severas fallas de diseño que, a pesar de todo, una vez aceptados por una porción relevante de los tenedores, fueron retirados de la mesa`, destacó Consultatio. `Moraleja para el bonista: aceptar rápido puede ser caro, y aún habiendo aceptado los términos mejorados, no se puede estar seguro de lo que el Gobierno promete`, agregó. El primer canje al que hace referencia el informe se llevó a cabo el 4 de febrero, tras la convocatoria realizada por la Secretaría de Finanzas, a cargo de Diego Bastourre.

Si bien el espíritu de este enfoque de tratamiento, caso por caso, no es nuevo para esta administración, su confirmación y ampliación en este contexto aumenta la incertidumbre respecto del tratamiento que se dará a los próximos vencimientos de bonos en pesos y socava la credibilidad del ministro, principal interlocutor por parte del Gobierno para alcanzar un acuerdo. `Si la decisión de declarar desierta la licitación se explicó como un castigo a la conducta no cooperativa de los fondos de inversión internacionales, ¿qué se va a hacer con los vencimientos próximos de instrumentos en pesos donde la tenencia de esos bonos está mayoritariamente explicada por ellos? ¿Se les paga igual? ¿Se les paga a algunos sí y a otros no?`, cuestionó la consultora. `La moraleja es clara aquí también: la credibilidad del Gobierno quedó encerrada en una maraña de argumentos propios de cumplimiento imposible`, declaró. Según Consultatio, el enfoque del Gobierno `es una anomalía en cualquier caso de reestructuración soberana`.

Fuente: Link

RELACIONADOS