Sugieren deuda corporativa para enfrentar el riesgo-país

19 noviembre, 2019

En momentos en que el riesgo-país sigue subiendo por encima de los 2.500 puntos, en el mercado empiezan a ver en la deuda corporativa un instrumento financiero para enfrentar el riesgo argentino. Los bonos de empresas tienen como elementos ventajosos que en caso de reestructuraciones pueden conseguir mejores condiciones para los inversores que los soberanos. Así lo destaca en su último reporte la agencia de asesoría financiera Consultatio.

Allí se destaca que la deuda corporativa tiene niveles de apalancamiento, liquidez, cobertura y acceso a mercados mejores que los que puede tener en la actualidad el Estado nacional, que está urgido en encontrar una vía a la reestructuración de vencimientos. También se destaca que los papeles privados cuenta con mayor heterogeneidad entre créditos y lo más importante en el actual contexto, que las reestructuraciones corporativas (en caso que fueron necesarias) han tenido mucho mejores condiciones.

La semana pasada la corporación Pan American Energy emitió un bono por u$s120 millones a una tasa de 5% en dólares y de allí hizo un análisis general para la deuda privada.

En principio, las empresas muestran ante los mercados mejores condiciones que el Estado para enfrentar compromisos de deuda. De acuerdo con Consultatio, la relación entre niveles de deuda respecto de las ganancias antes del pago de impuestos es de 2,3 veces, mientras que la generación de caja de esta clase de empresas es siete veces lo que tienen que pagar por intereses.

El informe también estima que si se compara la relación entre ganancias antes de impuestos más caja con relación a intereses más deuda de corto plazo, la relación es de 4,5 veces.

Consultatio señala que las mejores condiciones de la deuda corporativa para enfrentar el riesgo argentino se vincula con que estas corporaciones tienen mejor acceso a los mercados voluntarios. Pone como ejemplo que mientras el mercado voluntario quedó cerrado para el Estado nacional en el primer trimestre de 2018, varias corporaciones locales siguieron emitiendo, como el caso de YPF, TGS, Pampa Energía, Albanesi y PAE, que en conjunto emitieron por u$s1.900 millones.

Por otro lado, Consultatio indica que las reestructuraciones corporativas posdefault de 2001 han probado ser mucho más amigables para los acreedores. Muchas de ellas han tenido incentivos como bonos convertibles, acciones, cancelaciones aceleradas de capital y garantías, al tiempo que más de la mitad fueron acompañadas de inyecciones de capital de parte de los accionistas.

Por otro lado, el reporte indica que mientras que las empresas privadas tardaron 2,1 años promedio en resolver la salida del default, desde el momento en que se produjo, el Estado nacional demoró 3,4 años. De modo que según indica el reporte, estas ventajas se reflejan en los precios. La paridad de la deuda empresarial es de 80% en promedio, mientras que la del Estado es del 38%.

Fuente: Link

RELACIONADOS