Acciones argentinas, cerca del piso histórico

29 noviembre, 2019

Las acciones de las empresas locales tanto en la Bolsa porteña como los ADRs en Estados Unidos acumulan pérdidas de hasta 80% este año, impulsadas por la tensión financiera que transitó durante el gobierno saliente. Sin embargo, inversores agresivos podrían estar interesados en precios baratos y poner la mira en el largo plazo.

El punto de partida de la estrepitosa caída fue la famosa rueda de prensa del 28 de diciembre de 2017, donde el actual jefe de Gabinete, Marcos Peña, tuvo injerencia en la autonomía en las metas de inflación del Banco Central, conducido en aquel entonces por Federico Sturzenegger. En la “burbuja del 2018”, como indican algunos analistas, el índice Merval llegó a tocar los US$1.790 medido con el dólar contado con liquidación, mientras que hoy en día se ubica en los US$460, aproximadamente.

Las pérdidas se vieron pronunciadas por los inesperados resultados de las elecciones PASO, donde Alberto Fernández le ganó a Mauricio Macri por casi 16 puntos. Algunos papeles de acciones argentinas en Wall Street cayeron este año hasta 80%, como es el caso de Edenor. Además, Banco Francés, Transportadora Gas del Sur y Pampa Energía, recientemente excluidas del índice emergente por el MSCI, anotan pérdidas de 64,7%, 59,2% y 56,2% en dólares, respectivamente.

Consultado sobre una posible oportunidad de compra, Erik Schachter, analista de Estrategia de Consultatio afirmó a BAE Negocios que los activos se encuentran a valores “seductores”, pero que se espera aún mayor volatilidad. “Las valuaciones actuales podemos considerarlas atractivas con una visión de mediano plazo dentro de un escenario constructivo con el gobierno entrante, la incertidumbre respecto de la deuda y el nuevo gabinete nos hacen estar cautelosos. La volatilidad de las próximas semanas podría generar mejores oportunidades de compra en el corto plazo”, explicó.

Por su parte, José Ignacio Bano, Gerente de Asesoramiento Financiero de Invertir Online, analizó las cotizaciones actuales con un tono optimista: “El nivel de precios de acciones es interesante. La evolución del Merval medido en dólares desde el 2000 hasta acá generalmente estuvo en un rango entre los US$450 y US$1.500. Ahora estamos muy cerca de este piso, que respetó siempre salvo en 2001, que fue la única vez que rompió para abajo y tardó nada más 15 meses en recuperar ese soporte”.

“Creo que los precios están demasiado deprimidos en el sector energético porque se está suponiendo que va a haber un fuerte control sobre las tarifas públicas. No veo que el Estado, con la falta de financiamiento y el déficit fiscal, tenga cintura para construir cinco puntos de PBI en subsidios como era antes”, añadió Bano.

Por su parte, Marcos Gaona, gerente de Wealth Managment de Balanz, aconsejó que es necesario un perfil inversor agresivo o muy agresivo para entrar hoy en día al mercado de renta varible argentino. “Nunca se puede comprar acciones sin mirar la volatilidad, pueden ser precios para aprovechar pero todavía no estamos seguros de que este sea el piso. Lo correcto sería comprarlas pensando en el largo plazo y guardarlas, porque es una apuesta ir al mercado de acciones ahora”, destacó.

El mandatario electo, Alberto Fernández, apuesta a un shock de consumo para salir de la recesión y lograr hacer frente a los vencimientos de deuda, que representan compromisos por casi US$50.000 millones en 2020. En esa línea, Gaona consideró que “se ven oportunidades con respecto al mercado del consumo y reactivación en la actividad económica como alimentos en Molinos, Mirgor, Holcim o Loma Negra”, mientras que en términos generales no recomiendan empresas energéticas o bancarias por “la posibilidad de pesificación tarifaria y la alta exposición a las Leliqs”.

Fuente: Link

RELACIONADOS