Los mercados creen que Macri sale bien parado y hubo euforia

10 agosto, 2019

Se disparó el Merval más de 7%, los bonos treparon hasta 4% y bajó el riesgo país a 860 puntos. Tres encuestas que circularon en la City dieron escasa diferencia con Fernández. El riesgo de un excesivo optimismo. Si la pregunta del multitudinario evento de la agencia de Bolsa Balanz Capital era Should I stay or should I go (Debo quedarme o irme) citando a la banda británica The Clash, los mercados financieros ayer decidieron que están más cerca de “quedarse”, a juzgar por los activos argentinos.

En la última jornada financiera antes de las PASO, el mundo financiero vivió un clima de euforia. La Bolsa porteña se disparó 7,9%, marcó un récord en pesos, y superó por primera vez las 44 mil unidades, en tanto que el riesgo país cayó 3,9% y quedó en 860 puntos, y las acciones argentinas que cotizan en Wall Street volaron hasta 10,7%. Los papeles que más subieron fueron las del sector financiero y energéticas, liderando Banco Macro con un ascenso de 11,96%. Los bonos también escalaron, y se destacó el Centenario (+4,1%) y el Bonar 2024 (+2,6%).

Los operadores atribuyeron el clima a tres encuestas que circularon en la City y que arrojan lo que los inversores leen como un buen resultado para el oficialismo. Los sondeos son los de Management&Fit, el banco brasileño BTG Pactual que es muy respetado y seguido por fondos del exterior, y Elypsis. Son números que van desde el triunfo de la dupla de los Fernández por una diferencia mínima sobre el binomio Macri-Pichetto, un escenario que vislumbran revertible en la general de octubre, hasta a un triunfo del oficialismo también por poco.

En igual sintonía, entre los operadores también circuló el tracking diario que elabora el Gobierno y que muestra también la menor diferencia entre Macri y Fernández desde que arrancó ese monitoreo. A su vez, la consultora Consultatio elaboró un barómetro de mercado que prevé para el domingo un escenario practicamente neutral, marginalmente sesgado hacia un mercado medio-positivo. Eso sí, el rally anticipado puede ser un bumerán: “El mercado está cebado”, dijo el martes Marcos Buscaglia. Traducido: ahora una diferencia de cinco puntos puede ser tomada como negativa y desatar ventas.

Por su parte, el dólar minorista para la venta cerró a $ 46,54, según el promedio del Banco Central, es decir una suba de 8 centavos frente al jueves, a tono con el resto de la región, y un alza semanal de 66 centavos. En el segmento mayorista, la divisa finalizó a $ 45,25, registrando un ascenso semanal de 60 centavos. El financista Christian Buteler evaluó que el BCRA “se tiene que dar por satisfecho” porque “pudo contener muy bien el tipo de cambio” teniendo en cuenta que era la semana previa a las elecciones y en un contexto global adverso por el recrudecimiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y la devaluación del yuan.

Apuesta. La lectura de los operadores consultados por PERFIL es que el mercado “compró” un resultado parejo en las PASO, favorable al oficialismo. Diego Martínez Burzaco, de MB Inversiones, planteó que “el mercado argentino juega a la victoria oficial de las elecciones el domingo, sustentado en tres encuestas que dan un empate virtual a nivel nacional, o que pierde por poco y que es un resultado que podría darlo vuelta en octubre”. Diego Falcone, de Cohen destacó que “el mercado venía con unos días poco optimista afectado por el escenario global y hoy le puso una ficha porque las noticias han sido buenas del lado de las encuestas y el mercado no lo recogía en precios, y jugarle una ficha a Argentina es que haya subas de 10% con los precios tan baratos”.

Mauro Mazza, de Bull Market Brokers, también adjudicó el entusiasmo de inversores “a dos encuestas que fueron determinantes, y mostraron un escenario de paridad que no está en precios”, y señaló que “los fondos de afuera esperaron hasta último momento para decidir qué hacer con Argentina, decidieron creer un poquito en la reelección, y fuertes órdenes del exterior empujaron los precios”. Buteler coincidió en que “el mercado compró la paridad de las encuestas, no hay otro motivo por el cual se pueda disparar así, la demanda vino de afuera, empezaron a subir los ADRs y los bonos en el exterior, y después contagió a la plaza local”.
Riesgo. Los analistas también coincidieron en que si el resultado electoral del domingo es decepcionante y no convalida la expectativa del mercado, por ejemplo que los Fernández obtengan más de 40% de los votos o una brecha mayor a cinco puntos, el lunes el mercado estará “feo”, y describen un círculo vicioso con caídas de acciones y bonos, suba del riesgo país, y presión sobre el dólar. Santiago López Alfaro, economista de Delphos Investment razonó: “nosotros creemos que la elección no va a ser favorable al Gobierno, prevemos una diferencia de cinco puntos o algo más para el peronismo”. “El mercado consumió muchos estas encuestas que dicen que van parejos, y si el resultado es decepcionante, el lunes el mercado va a corregir”.

Juan Salerno, de Compass Group, auguró “una reacción muy negativa especialmente en las acciones que son más sensibles al riesgo, y en los bonos soberanos largos en dólares”.

“Burda operación”
El economista cercano a Alberto Fernández, Matías Kulfas, calificó de “burda operación en los mercados” el rally alcista “para simular un escenario falso violando la ley electoral con encuestas truchas”.
Kulfas citó de hecho un tuit del historiador económico Pablo Gerchunoff que planteó ayer su desconfianza sobre el “festejo anticipado” que pareció vivirse en el mundo financiero.

“Lo que está pasando en la Bolsa es una payasada”, escribió. “Las encuestas optimistas no existen. Algunas empresas están recomprando sus propias acciones”, completó. Y luego añadió: “Lo que ocurrió hoy viernes puede fabricar un feo lunes con datos electorales razonablemente buenos.”

Fuente: Link

RELACIONADOS