Cómo impacta la devaluación del yuan en las reservas del BCRA

6 agosto, 2019

La autoridad monetaria tiene 130.000 millones de esa moneda en sus arcas, resultado de un acuerdo con el Banco Popular de China. El valor de esa porción de las tenencias de la entidad cayó algo menos de u$s 300 millones en el día.

A fines de diciembre del año pasado entraron a las arcas del Banco Central (BCRA) 60.000 millones de yuanes, que se sumaron a los 70.000 millones que la entidad ya tenía contabilizados en sus reservas. Un total de 130.000 millones de yuanes de los que depende, en parte, el nivel de reservas de la entidad.
Resultado de un acuerdo de larga data entre la autoridad monetaria local y su par chino, el Banco Popular de China, el viernes esos yuanes representaban unos u$s 18.730 millones de los u$s 67.555 millones de reservas internacionales que informó la entidad conducida por Guido Sandleris.

Dada la variación que tuvo el yuan hoy, esa porción de las reservas deberían haber perdido algo menos de u$s 300 millones.
La variación total de las reservas en el día dependerá, además, de varios otros factores, como del valor del resto de las tenencias del Central y el nivel de depósitos en dólares.

Hoy, tras la devaluación del yuan a 7 unidades por dólar, el valor más bajo en casi una década, el swap entre el BCRA y el Banco de la República Popular de China (PBC) debería perder valor medido en dólares.

“Las reservas van a bajar, naturalmente, porque ahora los yuanes compran menos dólares”, resaltó Fausto Spotorno, director de Orlando Ferreres.

De todas formas, en lo inmediato, es más el impacto negativo sobre el tipo de cambio local en la previa a las elecciones primarias que lo que significa una baja de las reservas.

Matías Rajnerman, economista Jefe de Ecolatina, recordó que la guerra comercial entre Estados Unidos y China viene depreciando al yuan en los últimos meses, y que en este sentido, si bien esta pérdida es importante, el dinero proveniente del swap no es de libre disponibilidad:
“Son 130.000 millones de yuanes, que pasaron de representar casi u$s 19.500 millones en marzo pasado a poco menos de u$s 18.500 millones luego del salto de este lunes. Si bien una pérdida de casi 5% en moneda dura en cuatro meses es un dato a tener en cuenta, al no ser resevas de libre disponibilidad, es decir, aquellas de las que el Banco Central dispone libremente para intervenir en el mercado de cambios, el deterioro se atenúa”.

Cabe remarcar que el swap es una herramienta con la que intercambian monedas, y que aunque sirve para reforzar las reservas y para convertir los yuanes en dólares en caso de tener que usarlos, para hacerlo se debe pagar una penalidad financiera que en el mercado estiman en el 5%.

El costo de utilizarlos es muy alto; podría ser una alternativa si hay que pagar deuda y no hay reservas o si se desata una fuerte corrida cambiaria. En defintiva, ese dinero está disponible pero no sería lo ideal tomar esa opción.
La decisión del gobierno de China de devaluar su moneda llegó luego de una nueva aplicación de aranceles de parte de Estados Unidos a importaciones del gigante asiático por unos u$s 300.000 millones a partir del 1° de septiembre fue el dato más importante para los mercados financieros globales en el día. Así, se escribe una nuevo capítulo en la disputa comercial entre EE.UU. y China.
Al respecto, Martin Przybylski, portfolio manager de Consultatio, opinó: “Habría que ver si esto no empieza a ser una guerra de monedas o simplemente queda acá en el movimiento de hoy”.

Acuerdo
El swap actual entre Argentina y China se llevó a cabo en dos tramos, el primer swap fue firmado por ambas entidades en julio de 2017, mientras que el segundo se anunció 2 de diciembre, tras la cumbre del G20 realizada en Buenos Aires, y se concretó dos semanas después. Ambos tramos del acuerdo tienen fecha de vencimiento en 2020.

No obstante, un primer contrato entre los dos organismos monetarios se había firmado en 2009, cuando Martín Redrado estaba a cargo del BCRA. Con ese pacto, ambos bancos centrales se comprometían a realizar un swap de monedas a tres años de plazo, por un monto de 70.000 millones de yuanes, cifra que equivalía a u$s 10.200 millones en aquel entonces.

Fuente: Link

RELACIONADOS