Bonos argentinos cotizan a precio de default y el riesgo país llegó a 2001 puntos

28 agosto, 2019

Las declaraciones de Alberto Fernández y su equipo económico tras la reunión que mantuvieron el lunes con el equipo técnico del Fondo Monetario Internacional ( FMI) reavivaron la desconfianza y los bonos argentinos volvieron a sufrir un duro golpe ayer.

Los precios de los títulos públicos locales dan cuenta de que los inversores ya descuentan la reestructuración en el corto plazo y, en algunos casos, una bastante agresiva.

Uno de los casos más emblemáticos fue el del Bonar 2020. El bono, que vence el 8 de octubre del próximo año, se desplomó un 13,24% ayer en Wall Street. Su tasa interna de retorno saltó al 101,38%. El Bonar 2024 perdió 8,8% en Nueva York y su TIR llegó a 67,64 por ciento.

El Bonar 2020 se desplomó un 13,24% ayer en Wall Street y su TIR superó el 100%

“Claramente algunos bonos tienen precio de default, incluso algunos estarían descontando una quita importante. Ha sido muy fuerte la caída y nos juega en contra es nuestro historial crediticio”, señaló el analista financiero Christian Buteler.

Esta claro que el miedo del mercado está concentrado en el cambio de Gobierno, después de la dura paliza que recibió el oficialismo en las PASO. Las declaraciones realizadas el último lunes por el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, y su equipo económico -en on y en off- tras la reunión que mantuvieron con los integrantes de la misión técnica del FMI, en las que culpaban al acuerdo stand by de empeorar la situación económica del país, no ayudaron.

También sumaron al desconcierto del mercado los rumores acerca de un supuesto llamado de Guillermo Nielsen, el principal referente del FDT, a inversores internacionales advirtiéndoles que “cada vez está más claro que no hay capacidad de pago” y que un reperfilamiento de deuda es “muy probable”.

Por la mala performance de los bonos argentinos, el índice de Riesgo País trepó 9,9% y, por primera vez desde 2005, superó los 2.000 puntos. Paradójicamente, el indicador que elabora JP Morgan cerró el día en 2.001 unidades.

La consultora Consultatio advirtió: “La perspectiva de falta de acceso al financiamiento voluntario por tiempo prolongado que dejó el resultado de las PASO implica que la posibilidad de atender a los pagos de deuda en los próximos años es de cumplimiento imposible en los términos que está pactada”.

La firma de Eduardo Constantini indicó en un informe que “un canje luce inevitable” pero que “los precios de mercado están descontando un escenario de canje bastante más agresivo del que Argentina tiene posibilidades de ofrecer”.

Los precios de los bonos descuentan “un default más o menos generalizado donde no hay diferencia por plazos o cupones, y en menor medida, por legislación”, indicó Consultatio.

Los papeles privados tampoco pudieron escapar al martes negro. El S&P Merval se hundió un 4,5%, sumando así su cuarta baja consecutiva. A la cabeza del derrape en el panel líder se ubicaron Transportadora de Gas del Norte, con un desplome de 12,75%; Mirgor, con una caída de 11,67%; y Transener, que cerró 10,22% abajo.

Fuente: Link

RELACIONADOS