El mercado, a la espera del número mágico de las PASO

28 junio, 2019

Continua reinando la desconfianza entre los inversores, sobre todo los internacionales, en las próximas elecciones.

Pese a la aparente moderación que encierra la fórmula opositora Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner, y a pesar de la incorporación de Miguel Ángel Pichetto como candidato a vicepresidente de Mauricio Macri en las próximas elecciones, sigue reinando la desconfianza entre los inversores, sobre todo los internacionales.

Se sabía que este 2019 iba a ser de incertidumbre total para la Argentina. Ésta sigue en aumento, incluso una vez conocidos los candidatos de los diferentes partidos políticos.

Y es que el escenario que se proyecta sigue siendo binario. Por eso, el 11 de agosto es la próxima fecha clave: ese domingo, el mercado conocerá el “número mágico”, es decir, cuál es la diferencia real de puntos entre las dos principales fórmulas presidenciales en las elecciones PASO (por primarias abiertas, simultáneas y obligatorias).

“La configuración singular de la oferta electoral ratifica la idea de polarización”, dijo el politólogo Sergio Berensztein este martes, durante una conferencia para analizar las PASO organizada por Balanz.

“Es complicado saber cómo está la opinión pública”, señaló a su turno Juan Germano, director de Isonomía. Dado que el cierre de candidaturas fue hace apenas unos días, “en las primeras semanas de julio, habrá algo de veracidad sobre una elección que difícilmente se defina el 27 de octubre”, agregó Germano. El 24 de noviembre los argentinos elegirían presidente en la segunda vuelta o “ballotage”.

El número mágico
“Los inversores internacionales esperan en las PASO una diferencia de entre 3 y 5 puntos a favor de Alberto Fernández”, aseguró el director de Isonomía.

“La moneda está en el aire y el camino es largo”, disparó, consultado por este medio, José Echague, estratega de Consultatio Investments, la firma financiera de Eduardo Constantini.

“Trabajamos sobre un escenario a fin de año con 50/50 de probabilidades, aunque el mercado está 60/40 a favor de una reelección de Mauricio Macri, según la curva de bonos”, señaló Francisco Mattig, analista del equipo de Estrategia de Consultatio Investments. “El gran dato va a ser la diferencia de puntos que haya en las primarias, que no tendría que ser mayor a 7”, agregó.

Por la diferencia que se proyecta entre una y otra fórmula presidencial en esta primera instancia electoral, “el votante indeciso, que está entre el 15% y el 17%, va a definir la elección”, evaluó Sergio Berensztein.

“Esta es una elección de detalles”, coincidió Germano. La fórmula Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey “tiene los votos de Sergio Massa”, según el director de Isonomía. Un 2,5% de estos votos, podrían repartirse en partes iguales para las fórmulas Fernández-Fernández y Macri-Pichetto en una eventual segunda vuelta.

“Las PASO van a ser la encuesta perfecta, y el mercado apuesta a una victoria de Macri en el ballotage”, indicó Paula Gándara, jefa de Research y Estrategia en AdCap Securities.

Sin embargo, “van a seguir la incertidumbre y el temor de acá a agosto”, apuntó Claudio Porcel, CEO de Balanz, en el evento de su firma.

Un dólar sin sobresaltos
Si bien el mercado recibió bien, primero a la fórmula opositora encabezada por Alberto Fernández, y luego a la incorporación de Miguel Ángel Pichetto para competir junto a Macri, con una subida de los bonos y con un dólar controlado, “esto se podría alterar el 11 de agosto”, alertó Berensztein.

“El escenario de probabilidades no ha cambiado mucho”, sentenció Ezequiel Zambaglione, jefe de Estrategia de Balanz. “Y en la mente del inversor, un gobierno de Alberto Fernández va a ser igual al de Cristina Fernández de Kirchner”, agregó.

Desde AdCap Securities, Paula Gándara coincidió: “entre los inversores hay mucha incertidumbre porque no se conoce un gobierno de Alberto Fernández; va a tener que probar quién es”.

“Entre octubre y diciembre va a haber momentos de sobre-pesimismo y de sobre-optimismo, por lo que hoy estaría liviano y esperaría a ver qué pasa”, les dijo Porcel a los inversores que colmaron el auditorio. Con todo, aseguró que “no vemos motivos para una corrida y el BCRA tiene flujo suficiente para atenderla; eso es algo que da tranquilidad”.

“Hoy por hoy somos muy defensivos”, advirtió desde Consultatio Investments Francisco Mattig, aunque a partir de las dos buenas noticias para el mercado (Alberto Fernández encabezando la fórmula y Pichetto sumándose al oficialismo) “somos un poco más optimistas y bajamos la ponderación de dolarización de carteras”.

Por su parte, Echague introdujo un tema que no es menor: el escenario internacional, que de pronto se volvió benigno para el país, y las encuestas previas a la elección. “Cualquier shock externo o cualquier nueva encuesta que muestre a Macri más abajo que Fernández podrían alterar la paz del tipo de cambio”, concluyó.

Fuente: LINK

RELACIONADOS