Mercado cambiario: el dólar siguió bajando y cerró en $ 44,07

24 junio, 2019

Este viernes el dólar minorista cerró en $ 44,07 en el promedio del Banco Central, el valor más bajo en los últimos dos meses. A contramano de los pronósticos que circulaban en el verano y que presagiaban una fuerte volatilidad y una alta dolarización de carteras en las horas previas al 22 de junio, la calma cambiaria se extendió hasta el día previo al cierre de las listas electorales.

Las definiciones tempranas en torno a las candidaturas le dieron tiempo a los mercados para procesar los anuncios y apostar a que la calma siga al menos hasta las primarias de agosto. En esta semana también la situación global jugó a favor: la Reserva Federal confirmó su intención de seguir bajando la tasa de referencia y el resto de los mercados se acoplaron a esta tendencia.

Este viernes la divisa cayó por tercer día consecutivo. En el Banco Nación retrocedió 45 centavos y terminó en $ 43,75. En el segmento mayorista bajó 1,25% y cerró en $ 42,82, el valor más bajo desde el 23 de abril. La buena racha se extendió sobre el riesgo país -la sobretasa que paga Argentina con relación a los bonos de Tesoro de los Estados Unidos- que descendió 0,2% y se ubicó 824 puntos. A nivel local, el índice Merval subió 1,3%. “Efecto Pichetto” mediante, en el mes ya acumula un alza del 18%.

En lo que va de junio, el dólar cayó 4,7%, mientras que la tasa de las Letras de Liquidez, que funciona como la tasa de referencia del mercado local, pasó de 70,73 % a 64,62%. Con el cierre del viernes, la tasa de las Leliq se ubica solo dos puntos por encima del piso fijado por el Banco Central para junio. En la semana la tasa descendió 205 puntos porcentuales.

Hace dos meses y con la vista puesta en las elecciones el Fondo Monetario acordó con el Gobierno darle más flexibilidad al Banco Central para intervenir en el mercado y quitarle así volatilidad al dólar. A la vez y para desalentar la dolarización de carteras, la autoridad monetaria fijó un piso para la tasa de 62,5% que se extenderá al menos hasta el 30 de junio. Para no quebrar esa base antes del comienzo de julio el Central tendrá que disminuir el ritmo de baja de la tasa, que en las últimas jornadas viene cayendo por encima de los 50 puntos básicos diarios.

Para Nery Persichini, de GMA Capital, en esta semana “el “efecto Pichetto” junto con el viento de cola internacional dejaron generosos retornos en Argentina. Entre ellos, el peso se apreció 5% y hubo ganancias en dólares de 16% para acciones, entre 5% y 9% para bonos, y 7% para el carry trade”, la operatoria que permite hacerse de ganancias atractivas aprovechando la coexistencia de las tasas altas en pesos con el dólar planchado.

“El hasta ahora exitoso esquema cambiario parece contar con un aliado extra: la mayor laxitud de los principales bancos centrales a nivel global. Además, todo parecería indicar que el Banco Central ha estado recomponiendo su posición de futuros, con lo cual estaría listo para moderar la volatilidad del tipo de cambio en el futuro, si las condiciones así lo requiriesen”, indicaron desde Consultatio.

Fuente: Link

RELACIONADOS