A qué factores estarán atentos los inversores esta semana

12 febrero, 2019

La resolución de la guerra comercial entre EE.UU. y China en el plano internacional, los flujos de emergentes y el dato de inflación serán claves. El dólar y la tasa de Leliq seguirán en el centro de atencion.

Una nueva semana comienza, luego de que el Merval acumuló una suba del 21% en dólares, con acciones ganando mas de un 30% en moneda dura. Los bonos argentinos lograron comprimir entre 400 y 80 puntos básicos en las últimas semanas, favorecidos por el contexto internacional aunque alentados fundamentalmente por el escenario global.

Con el dato de inflación esta semana, la clave pasará por encontrar datos económicos que puedan dar a entender que el ciclo económico pudo haber revertido. Un dato no menor para el mercado, con la atención y expectativa puesta en el resultado electoral.

Francisco Mattig, analista de Estrategia de Consultatio Investment remarcó que en el plano internacional, la semana comenzará el lunes con el arribo de la delegación americana a Beijing para continuar con las negociaciones comerciales, ya mucho más cerca de la fecha límite fijada el 1 de febrero.

“Si para ese día no se logra un acuerdo, las exportaciones chinas estarán sujetas a mayores tarifas, lo que reavivaría las preocupaciones por la desaceleración de la actividad global. Los mercados globales están muy atentos a lo que pasa entre China y EE.UU., y el humor de los mercados internacionales hace rato está sujeto a estos vaivenes”, sostuvo.

Por otro lado, Mattig comentó que en EE.UU. habrá que estar atentos a la data sobre consumo e inflación mayorista, luego de que Powell haya dicho en enero que los argumentos para subir la tasa se han debilitado.

En el plano local, el dato de la semana estará el jueves, cuando el Indec divulgue el número de inflación de enero.
“Se espera una inflación en torno al 2,5%, impulsado por aumentos en bienes y servicio de esparcimiento, mientras que para febrero se espera una aceleración mayor dado el aumento en bienes regulados (electricidad, gas y transporte), así como aumentos en la nafta. El dato de inflación será clave para poder tener más visibilidad sobre adónde irán las tasas de interés. Un número mayor al esperado podría poner una pausa a la baja fuerte en las tasas que tuvo lugar en las últimas semanas”, agregó Mattig.

Un operador de un banco local hizo foco sobre la renta fija local y la posibilidad de que la misma se tome un respiro luego del fuerte avance de las primeras semanas del año.

“Sería saludable un recorte parcial de todos los activos de riesgo a nivel global. El año arranca muy parecido al año pasado, con un muy buen enero y en febrero evidenciando cierto agotamiento”, dijo.

Puntualmente con los activos argentinos, el experimentado operador comentó que los bonos locales comprimieron spreads hasta un punto en el cual les va a costar seguir haciéndolo sin datos económicos positivos y que para esta semana que comienza habrá que estar atento a los flujos de emergentes, esperando que datos económicos positivos aparezcan en Argentina.

“Gran parte de la recuperación de los bonos locales se debió al factor internacional. Entiendo que al riesgo país le va a costar seguir apuntando a la baja más allá de los 630-600 puntos sin que exista previamente algún dato desde el lado económico local que permita construir expectativas positivas económicas y políticas. Si el ciclo internacional se revierte en cuanto a los flujos, los fundamentals locales deberían comenzar a aparecer para funcionar como amortiguador o como argumento para comprar en el recorte, caso contrario, la pérdida de apetito por argentina podría volver, al menos momentáneamente”, agregó.

Haciendo un balance de la última semana y con proyección hacia adelante, los analistas de Grupo SBS comentaron en un informe enviado a sus clientes que, con los activos emergentes viviendo su mejor arranque de año en décadas, Argentina comienza a mostrar cierto contraste entre la evolución de las variables reales y las financieras. Respecto de la economía real, la semana comenzó con datos de recaudación que sumaron una nueva caída y revelaron que la recesión siguió afectando los ingresos del gobierno en enero, alimentando las dudas respecto de la capacidad de alcanzar el equilibrio fiscal primario.

“Las variables financieras siguieron mejorando de la mano de la estabilidad que aportó el programa monetario y esto eleva las esperanzas de que la actividad económica pueda estar alcanzando un piso, siempre recordando que los activos financieros se anticipan al ciclo económico. Entendemos que la economía real sigue deprimida pero al menos las variables financieras comenzaron a mostrar los primeros brotes verdes, tal vez pudiendo impulsar el apoyo al gobierno en la medida en que esta dinámica logre consolidarse”, destacaron.

Finalmente, en materia monetaria, la atención seguirá centrada en dos ángulos. Por un lado, el nivel del tipo de cambio, conforme a que el mismo se posicione fuera o dentro de las bandas de flotación y con el BCRA buscando comprar dólares para alentar la suba del dólar. Además, la baja de tasas quita atractivo al posicionamiento en pesos e incentiva una posible recuperación del dólar. Sin embargo, el tipo de cambio aun no se dispara y el BCRA mantiene al billete con un nivel bajo de volatilidad.

Nery Persichini, Gerente de Inversiones de GMA Capital recordó que las tasas en Argentina están bajando a un ritmo vertiginoso y es noticia.
“ El BCRA está más confiado. Se siente más cómodo con un track record favorable de 4 meses de cumplimiento con su objetivo de control de la base monetaria y de estabilidad cambiaria. Incluso, la autoridad compró u$s 400 millones en lo que va del mes de febrero porque el tipo de cambio hace 18 días que está en la zona de intervención. En este contexto, se animó a convalidar menores tasas en las subastas diarias de Letras de Liquidez ( Leliq ) y seguir retirando, a paso firme, pesos del mercado (la última vez que no contrajo la base monetaria fue el 29 de enero)”.

Fuente: Link

RELACIONADOS