El “efecto Bonadio” contagió al Merval y al riesgo país, que subió a máximos desde septiembre

28 noviembre, 2018

El procesamiento dictado por el juez Claudio Bonadio al empresario Paolo Rocco golpeó de lleno en el mercado. Los papeles de Tenaris y Ternium arrastraron al índice Merval que cortó su racha de subas y terminó 0, 80 % abajo.

“Fue sin lugar a dudas la noticia más destacada de la jornada, el procesamiento que dictó Bonadio en el marco de la causa de los cuadernos. A raíz de esto, las acciones del Grupo Techint registraron fuertes caídas, tanto en el exterior, como en la plaza local”, reseñó Eduardo Fernández, analista de Rava Sociedad de
Bolsa.

Así, Tenaris cayó 9, 90 % mientras que Ternium cedió 3, 93 % en Buenos Aires. También se vieron caídas en Banco Supervielle y TGS en torno al 3, 50 %.

En lo que refiere a las operaciones en Nueva York, también se vieron desplomes de casi 10 % para las acciones de Tenaris que terminaron arrastrando al resto de los papeles argentinos que cotizan allí.

El malhumor incluso se trasladó al mercado de bonos. El riesgo país medido por el banco JP Morgan aumentaba 13 unidades hasta los 708 puntos básicos, nivel máximo desde comienzos de septiembre.

La incertidumbre política con las elecciones presidenciales del año próximo hacía que se amplíe el diferencial entre los bonos argentinos amortizables en 2019 y otros a vencer cuando haya un nuevo período de Gobierno. Entre los títulos 2019 y 2021, la brecha llegó a marcar 500 puntos básicos.

“El diferencial entre ambos bonos ( 2019 y 2021 ) está expresando el riesgo político que representan las elecciones del 2019: un eventual cambio de rumbo respecto del tratamiento de la deuda y / o el sendero de consolidación fiscal ”, señaló José Echagüe, estratega financiero de Consultatio Investments.

El juez federal Claudio Bonadio procesó este martes al CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, en el marco de la causa de los cuadernos por supuestas coimas en la obra pública durante el gobierno anterior.

Fuentes judiciales señalaron que el procesamiento de Rocca, uno de los empresarios más poderosos del país, tiene que ver con el pago de sobornos que un ejecutivo de su grupo realizó a funcionarios kirchneristas.

El magistrado federal también le dictó la falta de mérito al empresario Marcelo Mindlin, de Pampa Energía.

El 5 de octubre pasado, al prestar declaración indagatoria anteBonadio, Rocca dijo que no estaba al tanto de los pagos indebidos que admitió haber hecho al gobierno anterior el ejecutivo del grupo Luis Betnaza.

En su presentación ante el juez, Betnaza aseguró que mantuvo “varias reuniones” con la ex presidenta Cristina Kirchner para solicitarle “al gobierno argentino que intercediera” como mediador ante el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, por “el peligro de nacionalización” de una de las firmas que el holding.

Según el directivo, los pagos tuvieron que ver con una cuestión humanitaria para salvaguardar al personal que se desempeñaba en Sidor.

Al respecto, Rocca negó tener conocimiento de los sucesos, que atribuyó a Betnaza y a otro director de Techint, Héctor Zabaleta, quien en la causa tiene falta de mérito.

El dueño del grupo no aparece mencionado en los cuadernos del remisero Oscar Centeno, pero fue señalado por el financista Ernesto Clarens, quien también declaró ante el magistrado, por entregar supuestas coimas durante la gestión anterior.

El procesamiento de Rocca, que incluye un embargo de 4 mil millones de pesos y la prohibición de salida del país, fue firmado junto a la ampliación de las acusaciones de los ex funcionarios Julio De Vido, José María Olazagasti, Roberto Baratta, Hernán Camilo Gómez y Nelson Lázarte.

“En el presente caso, se encuentra acreditado con el grado de certeza requerido en esta etapa procesal que Paolo Rocca, habría sido una de las personas que ordenó la entrega de dinero realizada por Héctor Zabaletta a los funcionarios del ex Ministerio de Planificación Federal, quienes luego ejecutaron los actos que eran propios de la función que cumplían, hallándose destinados a beneficiar a los cohechantes”, señaló el juez.

En cuanto a la falta de mérito de Mindlin, el magistrado expresó: “En el pago realizado no se vislumbra la matriz establecida en el resto de las entregas de dinero que fueron registradas por Oscar Centeno en sus anotaciones, sumado a que del testimonio del nombrado corresponde efectuar diversas medidas de prueba tendientes a verificar o descartar sus dichos “.

El juez Bonadio también decidió procesar al ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y a su ex secretario privado Martín Larraburu, quienes admitieron haber recibido dinero de la recaudación aportada desde el Ministerio de Planificación para campañas electorales, aunque dijeron desconocer el origen del mismo.

Abal Medina y Larraburu “deberán responder como participes necesarios, toda vez que participaron del retiro y distribución del dinero, que era entregado a los funcionarios quienes ejercían la decisión sobre las acciones propias de la función pública que debían realizarse como contrapartida de la suma de dinero entregada”.

En agosto pasado, el ex jefe de Gabinete declaró que recibió aportes en negro de empresarios para la campaña electoral del FPV 2013, que eran recolectados por Baratta.

“Siempre entendí que dichos aportes de privados eran voluntarios y de ninguna manera exigidos bajo coerción”, para apoyar la campaña electoral de Daniel Scioli, Daniel Filmus y Martín
Insaurralde, indicó Abal Medina.

Fuente: LINK

RELACIONADOS