El “Plan Sandleris” calmó a la City: el dólar cayó por segundo día y se vendió a $39 en el Banco Nación

3 octubre, 2018

El “efecto Sandleris” calmó al mercado cambiario. Tras las medidas contundentes del nuevo presidente del Banco Central, cuyo eje es absorber los pesos sueltos en la plaza para que no vayan a dolarizarse, el precio del billete estadounidense se desplomó por segundo día consecutivo, se ubicó por debajo de los $39 al público y ya acumuló una caída de 7,6% en este breve período.
De hecho, se trata de la mayor suba del peso frente al dólar en dos ruedas seguidas de los últimos quince años.

La principal medida oficial para sacarle presión al mercado cambiario fue el virtual “congelamiento” de la cantidad de pesos que circulan en la economía (base monetaria), a través de subir las tasas de interés de referencia por encima del 65% anual y el incremento de los encajes a los bancos para que no vuelquen los pesos a la compra de divisas.

Para retirar los billetes nacionales del mercado, comenzó a subastar Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días de plazo entre los bancos. Este martes el Banco Central adjudicó $52.815 millones, a una tasa promedio de corte de 69,47%, siendo la máxima adjudicada de 73%. Cabe recordar que el lunes se colocaron otros
$71.060 millones a una tasa promedio de corte de 67,18%.

En el mercado mayorista el billete cerró a $38,10, es decir, cayó 3,7% (equivale a $1,45) respecto al valor del lunes, y en los primeros dos días de la semana ya se desplomó 7,6% (unos $3,15).
En resumen, el tipo de cambio volvió al mismo valor que el martes de la semana pasada, fecha en la que renunció Luis Caputo a la presidencia del BCRA, y antes de conocerse el acuerdo establecido entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por u$s57.100 millones, unos u$s7.100 millones más que en el pacto inicial firmado en junio pasado.

La divisa en el segmento minorista se ubica en algunas pizarras del microcentro porteño en torno de los 39 pesos.

En cuanto a los futuros, en el Rofex el precio para fin de diciembre también cae, hasta los $43.
Finalmente, en el segmento marginal el blue se vende a $39,50 por unidad.

Desde hace varios días los economistas insisten y acuerdan que el precio de equilibrio del tipo de cambio, en base a los pesos circulantes del mercado monetario, se debería ubicar por debajo de los $39, y no en torno a los $42 a los que ha llegado ruedas atrás.

Por la puesta en marcha del sistema de flotación entre bandas dispuesto por el Banco Central, diversos analistas consideraron que habrá un escenario de volatilidad durante esta semana.

“Nos vamos a tener que acostumbrar a dos o tres días de volatilidad del dólar. A la larga lo van a estabilizar, obviamente en un valor alto”, resumió el analista económico Claudio Zuchovicki.
Un informe de Consultatio afirma que el “esquema monetario anunciado tendrá efectos sobre la inflación, pero su impacto en el tipo de cambio es más incierto y dependiente de la dureza con que reaccione el BCRA en la señal de tasas que implemente a partir de esta semana”.

Por parte del economista Jorge Vasconcelos del IERAL de la Fundación Mediterránea, en la Argentina, “la mayoría de los planes de estabilización han empezado por anclar al tipo de cambio, la ”madre de todas las batallas” para un país tan dolarizado. Por eso, el programa anunciado el miércoles 26, que pivotea sobre el congelamiento de la base monetaria por 9 meses, es inédito y habrá de despertar controversias y dudas, hasta que se vea si, en la práctica, puede funcionar”, resume.

A ello se suma que el Banco Central anunció una tasa mínima de 65%, por lo que el mercado definirá el nivel de que requiere el peso para mantener la estabilidad cambiaria.

El nuevo presidente del Banco Central, Guido Sandleris, indicó recientemente que “va haber menos pesos para ir al dólar”, algo que generará que “la inflación caerá”.

El problema de fondo es el bajo nivel de oferta de billetes estadounidenses que se registran en la plaza por la volatilidad y baja liquidación exportadora, que no alcanza y supera a una demanda que es consistente.

De hecho, este lunes la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan un tercio de las exportaciones argentinas, anunciaron que en septiembre las empresas del sector liquidaron u$s1.310 millones.

Una cifra que resultó insuficiente si se la compara a los u$s1.965 millones que tuvo que salir a vender el Banco Central durante todo el mes pasado para intentar calmar el precio del tipo de cambio.
La recuperación del peso frente al dólar va de lo mano que ocurre en Brasil, donde su moneda también muestra una sensible mejora.

Desde Consultatio afirman que “abren muy fuerte monedas de Brasil y Argentina, las únicas que se aprecian entre los países emergentes. Encuestas favorables para Bolsonaro y mejor recepción del nuevo esquema monetario son los principales determinantes”.

Fuente: LINK

RELACIONADOS