Activos financieros: cómo reaccionan a un mes de la crisis

6 agosto, 2018

Luego de meses de extrema volatilidad en los activos financieros, se comienza a percibir en las últimas semanas una cierta tranquilidad gracias a que el mercado ha encontrado una cierta estabilidad en los niveles actuales tanto en lo que respecta al dólar, así como los bonos y las acciones.

La actualidad financiera se explica en parte por los efectos derivados de las últimas medidas en materia económica y financiera, más puntualmente del apretón monetario y fiscal. La efectividad de corto plazo es incuestionable, aunque los participantes del mercado mantienen cierto grado de escepticismo por las consecuencias que puedan llegar a haber en el futuro sobre estos puntos, principalmente por el impacto en el nivel de actividad y todo lo que a partir de ahí se deriva.

Colapsando la volatilidad tipo de cambio

De la mano de la estabilidad cambiaria, la volatilidad en el tipo de cambio se ha reducido drásticamente en el último mes. La volatilidad en el tipo de cambio se redujo a casi la mitad. En el peor momento de la corrida, la volatilidad llego a alcanzar niveles de 35 puntos y, gracias a un mejor clima, la misma se ha desplomado a niveles de 16 puntos.

Desplome de volatilidad en los bonos

Algo similar ha ocurrido con la volatilidad en la renta fija local. Desde haber alanzado niveles de casi 70 puntos, la volatilidad ha colapsado a menos de la mitad, pasando a operar en niveles de 31 puntos. De esta forma, la volatilidad en la renta fija ha regresado a niveles previos al inicio de la corrida cambiaria iniciada en abril de este año.

Baja de volatilidad en acciones

La reducción en la volatilidad en el mercado accionario también es notable. Luego de haber sufrido un escenario de estrés durante la corrida, llevando a la volatilidad a niveles de 60 puntos, la misma ha caído a los actuales 46 puntos, a la vez que las acciones han sabido recuperarse mas de un 15% en dólares en el ultimo mes.

En un informe elaborado por José Echague, jefe Estratega de Consultatio Investments, señala que “la calma cumple un mes y la estabilización del mercado se consolidó, con los activos de riesgo mostrando un muy buen desempeño durante julio. El tipo de cambio se apreció 2,4% en términos nominales y las acciones subieron un 7,8%. Los bonos en dólares promediaron una suba del 2,2% mientras que el spread de bonos argentinos comprimieron desde 590 a los 571 actuales”.

Aun así, no hay que dejar de resaltar el clima internacional. “El SP500 subió un 4,4% mientras que los emergentes rebotaron un 2,9% en Latinoamérica, la reducción de la incertidumbre política en México y Brasil impulsaron las bolsas, subiendo en promedio un 9,2% en dólares. La suba de 13 puntos básicos en las tasas de EE. UU. no fueron un obstáculo para que los diferenciales de rendimiento locales se redujeran en 28 puntos básicos”, agrega el informe de Consultatio Investments.

Fuente: Link

RELACIONADOS