Inversores celebran al FMI, pero no están listos para abandonar la cautela

12 junio, 2018

En general, creen que las metas fiscales son ambiciosas pero cumplibles. Más aún las metas de inflación. Las dudas, más que nada, tienen que ver con el frente político

Ya anunciado el acuerdo con el FMI y en vísperas de que finalmente sea aprobado por la entidad internacional, las charlas y reuniones con clientes han sido intensificadas en las últimas horas entre los fondos y casas de bolsa local y sus clientes tanto en Argentina como en el exterior. Además, la volatilidad del tipo de cambio así como de los activos de renta fija y variable han generado dudas entre los inversores. El Cronista tuvo acceso a alguna de las opiniones de clientes de fondos y compañías locales sobre el acuerdo y la actualidad macrofinanciera argentina, de cara al cierre de un primer semestre tumultuoso.

Francisco Velasco, Jefe de Research de Banco Mariva señala que “en las últimas horas hemos estado en contacto con inversores del exterior, y en general encontramos que el acuerdo es bien recibido. Se ha visto con buenos ojos el hecho de que el Gobierno haya tomado la acción de acercarse al fondo ante el escenario de elevada volatilidad e incipiente crisis sin perder tiempo. Fue bien visto por inversores de afuera”.

Por otro lado, Velasco resalta que el tamaño del paquete superó las expectativas del mercado y eso también es positivo. Además, “las metas fiscales son muy ambiciosas aunque no parecen imposibles. Vamos a estar evaluando la habilidad política del Gobierno para lograr cumplirlas, su capacidad de generar consensos y posicionarse de la mejor manera en 2019, siendo este un año electoral”.

Yendo puntualmente a la meta de inflación, el Jefe de Research de Banco Mariva señala que también son ambiciosas, pero que hay varios puntos que van a mejorar la posición del BCRA en base a lo acordado al FMI. “Hay una serie de medidas que tienden a mejorar la capacidad operativa del BCRA y la autoridad monetaria va a empezar a contar con armas que antes no contaba y que lo van a ayudar en su batalla contra la inflación”.

Velasco finalmente destaca que el mercado festejó el acuerdo aunque aun no hay euforia. “Hay muchos participantes que siguen teniendo un elevado nivel de posicionamiento en activos locales y ante eventuales rebotes buscan desarmar posiciones para reducir exposición a emergentes en general”, dijo.

Por su parte, José Echagüe, Estratega de Consultatio Investments, destaca en un informe enviado a sus clientes que luego de haber realizado reuniones con inversores, bancos y fondos de inversión del exterior se percibe una “la vuelta a las bases” desde el lado monetario y fiscal. En lo que hace al frente político, sostienen que el reacomodamiento de las variables vendrá luego de que la parte macroeconómica se reordene.

“La visión general es que Argentina esta haciendo lo que tiene que hacer después de una sucesión de errores no forzados desde fin de 2017 a la actualidad. Esta sucesión de errores llego a un punto de inflexión que fue la última licitación de Lebac y la emisión de los Bote. Desde allí es que se comenzó a hacer cosas distintas y el gobierno volvió a sus orígenes dando mayores señales fiscales e independencia de política monetaria. Se percibe que es una vuelta al punto de partida y previo al 28-D”, señala Echagüe.

Haciendo una comparación con los inversores locales y del exterior, el Estratega de Consultatio Investments agrega que “la gran diferencia es que cuando se habla con el inversor local, este está más centrado en comprar o no la historia mientras que el del exterior está menos centrado en comprar la historia y más en ver en qué valor comprar”.

En referencia al acuerdo con el FMI, Echagüe señala que “con el fondo encontramos un financiamiento para poder estar al margen del mercado durante un tiempo y esto relaja la restricción de liquidez que tiene Argentina. En este sentido, las Letes se vuelven mucho más seguras, de igual manera que los bonos con duration menor a 2 años”. Luego del acuerdo, Echagüe considera que “no hay tantas certezas desde el lado político y en Argentina hacer pronostico políticos siempre es difícil”. Sin embargo sostiene que desde el mercado se entiende que el financiamiento con el FMI conlleva un importante mensaje detrás: el acuerdo no significa un cheque en blanco para la reelección de Macri. Es decir, el Gobierno debe seguir haciendo su trabajo en 2018, buscando entrar en 2019. “El Gobierno tendrá que hacer ajuste y bajar la inflación, siendo tales medidas bastante recesivas. Por su parte, la oposición seguramente querrá que el costo político lo pague el oficialismo y a la vez especulará con recibir en 2020 una economía saneada en caso de ganarle la elección presidencial a Macri, dando a entender que la Ley de Presupuesto para el año que viene no debería ser tan difícil de conseguir su aprobación”, dijo.

Juan Manuel Vázquez, Partner Head of Equity & Credit Research de Puente, señala que el acuerdo con el FMI cierra algunas dudas para los inversores y el mismo no implica que este todo resuelto en lo que respecta al panorama político. “Habrá más volatilidad hasta que el mercado tenga certeza en que no habrá problemas en la elección. Hoy en día falta un acuerdo político para que se pueda dar mayor certeza al mercado en lo que respecta a que se va a cumplir con las metas exigidas por el FMI”, dijo.

Para Vázquez, la suba de los activos de los últimos días muestra mayor confianza a los inversores pero nota aun cierto grado de cautela entre los inversores. “Mirando hacia adelante hay que mantener cautela ya que Argentina deberá tomar medidas para cumplir con las metas del FMI que probablemente vayan a causar una recesión. Seria importante ver como Argentina entonces se adecua a las exigencias del FMI y su impacto en la macro y en el panorama político que es algo que los inversores le van a poner mucha atención”, concluyó.

Fuente: Link

RELACIONADOS