Con un dólar a estos precios, ¿conviene o no dolarizar carteras?

22 mayo, 2018

La pregunta de casi todos los argentinos es que pasará con el dólar y mas que nada, si a estos precios conviene o no dolarizar carteras. La presión alcista del dólar a nivel global y regional genera ciertas inestabilidades que provoca mayores tensiones en el mercado cambiario. El debate se centra entonces en cuál puede ser el nivel del dólar a fin de año y si, a estos precios del tipo de cambio conviene dolarizarse o aprovechar las tasas que ofrecen los activos en moneda local actualmente.

En un informe enviado a sus clientes, los analistas de Consultatio Financial Services, firmado por José Echague resaltó que “nuestro análisis de distintos escenarios de tipo de cambio a diciembre 2018 muestra que a los precios actuales el retorno esperado de los activos en pesos compensa la opción de asumir riesgo cambiario. A estos niveles no vemos atractiva la dolarización de carteras”.

Los analistas del fondo sostienen que la licitación de Lebac del martes pasado marcó un punto de inflexión en la corrida cambiaria y dejó al descubierto dos visiones contrapuestas sobre la perspectiva de corto plazo: i) inversores internacionales dispuestos a apostar muy fuertemente a favor de la estabilización, y ii) inversores locales que todavía tienen más dudas que certezas.

La pregunta relevante desde el punto de vista del inversor es si estos precios son atractivos como punto de entrada o de salida.

“La conclusión es que bajo supuestos relativamente conservadores, la opción de dolarizar portafolios no es atractiva a estos niveles. El tipo de cambio a resultante diciembre dependerá fundamentalmente de la evolución de dos grupos de factores: desde el lado local, vemos que la posibilidad de que Argentina estabilice expectativas alrededor de un programa creíble que disminuya su vulnerabilidad fiscal y externa. Por su parte, desde el lado externo, el impacto sobre monedas emergentes y disponibilidad de financiamiento del endurecimiento de las condiciones financieras en EE.UU.”, señalaron en el informe.

El equipo de Research de Consultatio Investments agregaron que “desde el punto de vista de los factores locales, el ajuste de precios sufrido en las ultimas 3 semanas y el conjunto de respuestas de política por parte de las autoridades nos permite ser optimistas respecto de la posibilidad de que el gobierno logre una estabilización de expectativas consistentes con este nivel de tipo de cambio real. El tipo de cambio real está hoy en niveles equivalentes a los de la salida del cepo cambiario en dic-15”.

En el análisis propuesto por el equipo de Research de Consultatio resaltaron que “vemos que los retornos de apostar a activos en pesos son positivos medidos en dólares en un 70% de los escenarios analizados. El retorno esperado una vez considerados todos los escenarios es +8,2% anualizado. El potencial de caída máximo medido en USD es -11,5% en dólares”.

Ezequiel Zambaglione, Head of research de Max Valores destacó en un informe enviado a sus clientes que el peso en $ 25 implica que las reservas son suficientes para pagar la deuda y recomprar las Lebac. “En varias oportunidades escuchamos decir al presidente del BCRA que las Lebac y las reservas son dos caras de la misma moneda. Sin embargo, la última corrida despertó algunas dudas acerca de la voluntad del Gobierno de utilizar las reservas para recomprar el stock de Lebac. Detrás del anuncio del acuerdo con el FMI creemos que existió un temor de que los inversores empiecen a descontar dificultades por parte del Gobierno para acceder al financiamiento externo. En esta línea, el ministro Caputo calificó al acuerdo con el FMI como preventivo”, indicó.

Zambaglione destacó que en lo que resta del año, el Gobierno enfrentará vencimientos en dólares por u$s 23.000 millones, principalmente Letras del Tesoro, valor similar al de las reservas netas, es decir una vez descontados los pasivos en dólares del Banco Central.

Además, el analista sostuvo que “el BCRA mostró cierta preocupación por el nivel de reservas, en contraposición a los frecuentes dichos de Sturzenegger de que su utilidad era principalmente para recomprar las Lebac. Con el stock de Lebac y la deuda en dólares de corto plazo en mente, analizamos el balance del Banco Central en busca de entender por qué defendió el nivel de $ 25, y encontramos que con un tipo de cambio en $ 25, las reservas (sin contar los encajes de los bancos) alcanzan para pagar la deuda en dólares de corto plazo y para recomprar las Lebac que no están en manos de los bancos”.

En una postura mas cautelosa sobre la evolución del tipo de cambio, Zambaglione consideró que el mercado cambiario luce estable pero frágil debido a la potencial demanda local de dólares. “Luego de la última licitación de Lebac y la emisión de bonos en pesos de largo plazo (los Botes), la demanda de dólares parece haberse calmado. Sin embargo, el stock de Lebac en manos del sector privado no financiero, quienes estuvieron comprando dólares estos últimos días, se mantiene elevado (u$s 30.000 millones). Esto impone un riesgo latente importante que marca cierta fragilidad en el reciente equilibrio cambiario. La calma en el tipo de cambio, en conjunto con intervenciones del BCRA, pueden brindar una oportunidad para aprovechar las altas tasas en pesos, pero recomendamos cierta cautela, teniendo en cuenta que los riesgos aún se mantienen altos”.

Finalmente, Nery Persichini, Gerente de Inversiones de GMA Capital destaca en un informe enviado a sus clientes que No hay carry trade que dure 100 años. “La volatilidad y la suba del tipo de cambio erosionaron las carteras posicionadas en inversiones en pesos. Tomando el caso de las Lebac, perdieron un 14,5% en dólares desde el 23 de abril. En el año, el resultado acumula un rojo de 13,7%.Actualmente, consideramos que la decisión de invertir en pesos sin cobertura cambiaria dejó de ser estratégica para volverse táctica. Los cambios en el escenario internacional y la necesidad del Gobierno de no retrasar el tipo de cambio real demandan una administración activa del portafolio pendiente, además de la tasa en pesos, en los drivers que pueden dotar de mayor volatilidad al tipo de cambio”.

Fuente: Link

RELACIONADOS