Favorecido por la paz cambiaria, el BCRA renovó el 87% de su deuda en Lebac

18 abril, 2018

Favorecido por la paz cambiaria, el BCRA renovó el 87% de su deuda en Lebac

El Banco Central (BCRA) logró renovar el 87% de la deuda emitida en Letras (Lebac) que vencía ayer, pese a volver a imponer un leve recorte en las tasas de interés que paga por esos títulos a corto plazo, en la primera licitación alcanzada por la próxima vigencia del impuesto a la renta para los extranjeros que inviertan en esos títulos.

La entidad convalidó tasas del 26,30 al 25,60% anual para títulos por vencer entre 28 y 154 días (de 1 a 5 meses), tras recortar entre 20 y 30 puntos básicos los rendimientos de las letras más cortas (hasta 3 meses) y conceder aumentos de 20 a 35 puntos básicos a los que aceptaron prestarle pesos a más de 100 días.

En realidad, convalidó así reacomodamientos que ya había inducido mediante las operaciones que pacta en el mercado secundario con estos mismos títulos, con lo que busca regular la oferta monetaria. De hecho, la curva de tasas de mercado cerró ayer con puntas de 26,30 a 25,90%, en decir, en línea con las tasas que oficializaría más tarde en la licitación primaria.
Los analistas juzgan que la demanda de estos títulos se vio favorecida por la tregua cambiaria que el propio BCRA impuso a fuerza de vender reservas hasta hace 10 días (volcó al mercado unos US$2400 millones en un mes). Esto volvió a suceder ayer, cuando, pese a que el Central no intervino, el dólar cedió a $20,18 a nivel mayorista (4 centavos) y a $20,49 a nivel minorista (1 centavo). Pero a la vez reforzó un mensaje: “Que planea ser muy gradualista con la baja de tasas y que, incluso, está dispuesto a revisarlas al alza si tras los ajustes de tarifas la economía no vuelve en breve a un sendero desinflacionario”, interpretó Belisario Álvarez de Toledo, de Consultatio Asset Management.

Otro supermartes
La entidad tenía un sendero muy estrecho para moverse: enfrentaba un vencimiento levemente superior a los $586.600 millones, algo así como el 46% del total de su pasivo en Lebac (que asciende a $1.268.884 millones) y un monto representativo del 57% del total de la base monetaria, en un contexto de rebrote inflacionario.
Ayer finalmente adjudicó nuevos títulos por $512.482 millones, tras haber recibido ofertas de compra por $524.599 millones, con lo que dejó liberados casi $89.000 millones ($74.134 millones por Lebac no renovadas y el resto por el pago de intereses), que espera poder absorber desde hoy “a través de pases, Leliq u operaciones de mercado secundario de Lebac”, destacó el BCRA en un comunicado.

A su favor jugó la renacida calma cambiaria, que favorece las apuestas por el peso para sacar provecho de la tasa, pero midiendo su rendimiento en dólares. De allí que los inversores volvieran a apostar pese a que el premio real por mantenerse en pesos haya caído por el ajuste que la entidad ensayó en las tasas en enero.

Aun así, los inversores se muestran resistentes a extender plazos, lo que hace que el cortoplacismo se exacerbe (75% de lo invertido ayer fue a la Letra a 28 días) y crezcan los vencimientos de deuda por venir: “Llegará a los $677.000 millones en mayo”, observó el economista de CeSur, Amílcar Collante, para quien “al amenazar con subir las tasas y a la vez mantenerlas o bajarlas un poquito, el BCRA actúa al revés de 2017, cuando movía ambas en igual sentido. Tal vez para encaminar a los bancos hacia las Leliq o las Letes”, dice.

Al respecto, vale recordar que desde ayer el BCRA no emite Lebac a más de 5 meses (llegaban hasta los 9 meses) para dejar el camino librado a la colocaciones del Tesoro, ahora que el Gobierno resolvió financiarse solo en el mercado local.

Claves de la subasta
26,30%

Tasa anual

Es lo que pagó el BCRA por la Lebac a 28 días, que venía operando a ese nivel en el mercado pero se había pactado a 26,50% en marzo

677.000

Millones de pesos

Será el vencimiento que enfrentará en mayo, consecuencia directa de la renovada tendencia al cortoplacismo.

Fuente: Link

RELACIONADOS