El dólar superó los $21 y el Banco Central disparó con artillería pesada para hacerlo caer a $20,88

27 abril, 2018

Ante la suba del precio del billete, la autoridad monetaria volvió a intervenir en el mercado con la venta de unos u$s1.380 millones y también aumentó por sorpresa la tasa de interés de referencia hasta 30,25% para atraer inversiones en pesos. Así, logró que el precio mayorista cayera

El dólar sigue solicitado por inversores y ahorristas, por lo que el Banco Central optó por interceder con una “receta sorpresiva” para intentar controlar su precio, que está descontrolado al alza y que amenaza con recalentar más la elevada inflación.

No sólo apeló a las significativas ventas de billetes que se repitieron durante toda la semana, y que superaron los u$s4.400 millones en estos cinco días, sino que impactó a la City con un anuncio inesperado: subió la tasa de interés de referencia unos 300 puntos básicos hasta 30,25% anual.

Esto se debió a que el último día hábil del mes se inició con una renovada presión de la demanda, que hizo que la cotización del tipo de cambio alcanzara su precio máximo histórico, al superar en la plaza minorista los $21,20 promedio, ofrecido en los principales bancos del microcentro porteño, unos 36 centavos más que la rueda previa.

Luego de este salto en el precio y de la mencionada intervención por diferentes frentes del BCRA (este viernes vendió u$s1.382 millones, según datos oficiales), el precio minorista cayó con fuerza para cerrar a $20,88 promedio, según el relevamiento realizado por el organismo entre las entidades de la City. Es decir, igual subió cuatro centavos respecto al cierre previo y tocó un nuevo techo en los registros.

Por el lado del Banco Nación, la cotización al público se mantuvo sin cambios en $20,30 para la compra y $20,80 para la venta.

En los bancos privados, el valor del billete llegó a tocar un máximo de $21,35 durante la jornada, para luego caer al cierre hasta $21 en el Galicia y HSBC. En las otras firmas quedó por debajo de ese nivel.

El aumento con el que empezó la rueda estuvo relacionada con lo que sucedió a primera hora en el segmento mayorista, donde el dólar arrancó la rueda con otro importante impulso en su cotización, y tocó máximos de $20,92 por unidad.

Este nivel elevado de precio del billete interbancario generó que el Central salga con fuerza a vender divisas para bajar el valor del precio del tipo de cambio.

Más tarde, y a partir de sucesivas apariciones, el BCRA logró que el precio en el segmento mayorista retrocediera hasta los $20,54 con el que cerró la jornada.

“Muchos ahorristas e inversores que salieron apurados a comprar billetes por miedo, pero terminaron perdiendo mucha plata al final del día”, dijo un trader a iProfesional.

El volumen total operado fue de u$s1.871 millones, apenas por debajo del nivel negociado el jueves, la tercer cifra máxima histórica de la plaza con negocios genuinos registrados por el cierre del mes por importaciones y atesoramiento, que se sumó a la venta de Lebac realizada por capitales extranjeros a cambio de dólares, indicó a este medio Fernando Izzo de ABC Cambios.

En resumen, esta semana el dólar mayorista acumuló una suba de 35 centavos, y en todo abril avanzó 39 centavos. Por lo tanto, en el año acumula una suba de poco más del 10%. Un nivel por encima de la inflación acumulada en el primer cuatrimestre del año.

Más allá de lo sucedido en la plaza cambiaria, en forma paralela, el Banco Central dispuso de forma sorpresiva, y fuera de la agenda de las reuniones quincenales que efectua su Consejo de Política Monetaria, elevar la tasa de interés de Política Monetaria unos 300 puntos básicos al 30,25%, para atraer colocaciones en pesos.

La decisión fue justificada en el objetivo de garantizar el proceso de desinflación y afirmó que seguirá utilizando todas las herramientas a su disposición y conducirá su política monetaria para alcanzar su meta intermedia de 15% en 2018.

En resumen, se trató de una decisión sorpresiva para la City, considerando que el tipo de interés de referencia se anuncia los segundos y cuartos martes de cada mes al cierre del mercado, según el cronograma previsto.

Te puede interesarNo sólo de las Lebac vive el “ciclista” financiero: tres opciones más para apostar a las altas tasas en pesos
Es decir, además de la venta de dólares en la plaza cambiaria, fue otra herramienta utilizada por el BCRA para desalentar la elevada demanda de divisas, y la consecuente tendencia alcista de su precio.

La medida oficial se vio reflejada en el mercado secundario de Lebac, donde se operaron al plazo de 19 días a 31% y a 110 días al 28,25% anual, en una plaza en la que en total se operó un equivalente en pesos de u$s200 millones.

Los analistas estuvieron de acuerdo con la jugada. “Es positivo que el BCRA suba tasa y absorba a la vez pesos vendiendo dólares dado que así logra darle un sesgo más contractivo a su política monetaria y tendrá más chances de regresar a un sendero de desinflación”, juzgó Belisario Alvarez de Toledo, encargado de manejo de los fondos de inversión de Consultatio.

“Subir las tasas y dejar deslizar un poco el tipo de cambio antes de volver a vender, que es lo que hicieron hoy, es positivo. Es usar más herramientas porque sacrificar reservas en exceso y dejar que el dólar se atrase claramente no es el mejor camino”, juzgó por su parte el economista Miguel Zielonka, de la consultora EconViews.

Para el economista Martín Tetaz, “el Banco Central se puso los pantalones largos y subió 300 puntos la tasa de interés. Consecuentemente cedió la presión y bajó el dólar. El error del cambio de metas de inflación de diciembre nos hizo perder cuatro meses, acelerando la inflación y derrumbando la confianza”.

El resumen de esta decisión sorpresiva la brindó un ex presidente de la entidad monetaria conducida hoy por Federico Sturzenegger, Martín Redrado, que afirmó: “Un Banco Central tiene que generar un factor sorpresa e incertidumbre… si el mercado sabe cómo venís, si te leen, perdiste”.

Y agregó en declaraciones radiales: “Argentina está en transición y se están moviendo todos los precios de la economía. El dólar no puede quedar parado o anclado; lo importante es tener un BCRA activo, comprando o vendiendo… lo contrario al mercado”.

Cabe recordar que el Banco Central de Argentina vendió u$s853,3 millones en el mercado local de cambios el jueves, una sesión después de una intervención récord de u$s1.472 millones para detener la escalada de la moneda estadounidense frente al peso.

La autoridad monetaria decidió sacrificar unos u$s6.800 millones los últimos dos meses para abastecer el mercado, en un período en el que la liquidación de divisas por exportaciones del agro luce más escasa que en años anteriores, por la histórica sequía que afectó a la producción del sector.

Por su parte, en el circuito marginal, el blue se negoció con un alza de 20 centavos y finalizó al mismo nivel que el promedio oficial minorista, a $20,88 para la venta.

Por su parte, en el mercado de dinero entre bancos, denominado “call money”, operó al alza a un promedio del 32% luego del alza sorpresivo de la tasa de política monetaria del Central. Mientras que en swaps cambiarios se pactaron u$s270 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos, mediante el uso de compra-venta de dólares para miércoles y el jueves próximo, tras el feriado puente de dos días por el Día del Trabajador.

En la plaza donde se registró un nivel muy elevado de operaciones fue en la de futuros del Rofex, donde se operaron u$s1.456 millones, de los cuales más del 60% fue para el plazo entre abril y mayo, con precios de cierre de $20,66 (una tasa implícita de 42,7%) y $21,24 (significa 36,4% de tasa).

En resumen, en las transacciones los plazos bajaron un promedio de catorce centavos, al mantenerse estable el spot, ante las señales del BCRA y su intervención en el mismo y aparentemente terminar la depreciación vista esta semana.

Fuente: Link

RELACIONADOS