Finanzas 2018: Especialistas alientan a animarse pero aconsejan “selectividad”

18 febrero, 2018

La escalada del dólar de los últimos 40 días ya estaría asomando a su pico máximo y las Lebacs, la figura estrella del mercado financiero en los últimos dos años, podrían volverse atractivas nuevamente a pesar de la paulatina disminución de las tasas de interés.

Así lo vislumbra Cristian López, CEO de Consultatio Asset Management, una de las sociedades de bolsa más importantes del país que por estos días visitó la provincia. En diálogo con LA GACETA, la mano derecha de Eduardo Constantini brindó algunos consejos para los inversores y junto a Álvaro Pérez, director de la consultora financiera salteña Finex, precisaron cuáles son las demandas financieras de los empresarios locales.

El año pasado se crearon más de 60 nuevos fondos de inversión y según informes recientes, administraron más de 32 millones de dólares. ¿A qué atribuyen ese crecimiento?

Cristian López: Puedo hablar en general o desde Consultatio. Desde nuestra empresa te puedo decir que si analizamos el año pasado en su conjunto, en enero de 2017 administrábamos 12.000 millones de pesos y terminamos el año con 17.000 millones. Por lo cual tuvimos un crecimiento muy importante, en los primeros meses del año ya tenemos 21.500 millones bajo administración. Yo te diría que nuestra apuesta fue la diversificación del cliente inversor. Nosotros teníamos una compañía que arrancó básicamente trabajando con las grandes corporaciones y las compañías de seguro y hace dos o tres años se empezó a diversificar bajando a los de menor tamaño como pueden ser tamaño como pueden ser pymes o individuos.

Hace un poco más de dos años tenemos una apuesta más agresiva que la ventaja de tener estos inversores grandes nos permite financiar el ingreso de inversores más chicos. Abrimos cuentas desde 1000 pesos. La tecnología juega un rol clave en este sentido porque no podemos tener 100 sucursales como los bancos pero si cada uno tiene un teléfono inteligente pueden usar nuestra aplicación que le va a permitir el acceso no solo a abrir una cuenta, sino también sin tener cuenta va a poder acceder a la información de mercado.

Álvaro Pérez: Estamos hablando del fondo de acciones más grande del país. Es una tremenda oportunidad para aquellos que todavía están fuera de esto y no sabían con quién hablar. Hoy la tecnología y nosotros físicamente hacemos que invertir sea mucho más fácil y cercana.

Hay algunos prejuicios que dicen que cuando todo el mundo habla de una opción financiera es porque eso ya no es rentable. Por ejemplo las Lebacs, ¿siguen siendo una opción conveniente?

CL: Te diría que este año la palabra que hay que usar es la selectividad, porque va a ser muy distinto al año pasado. Venimos de años en los que cualquier activo que uno podía comprar a fin de año tenía una buena performance en rentabilidad: el merval subió un 100%, también subieron los fondos de pesos, entre otros. Este año es más demandante en ese sentido.

Era tiempo para estar en Lebac, cuando empezó a haber un movimiento de la curva americana fuimos hacia un portafolio más dolarizado, es lo que hicimos con nuestra cartera.

Hoy creemos que el deslizamiento del tipo de cambio encontró un techo para nosotros y quizás es una apuesta volver a la Lebac con los rendimientos que vimos en ese tipo de instrumentos, teniendo en cuenta que el deslizamiento del tipo de cambio fue casi del 15% en los últimos 40 días.

Ahora, aquellos que tienen la filosofía un poco más conservadora en su perfil, quizás lo que pueden hacer es comprar la Lebac, y armar un sintético comprando la cobertura en tipo de cambio con un futuro dólar y uno accede así a un tipo de rentabilidad cercano al 4% en dólares, sin asumir riesgo cambiario, sin asumir riesgo crédito porque el Central es el mejor crédito que hoy ofrece el país y sin acceder a riesgo porque uno está comprando Lebacs a 35 días. Es decir uno puede tener un portafolio muy corto, con una excelente calidad crediticia.

¿Cómo creen que impactará el período “post-elecciones” en el mercado financiero?

CL: El problema de Argentina es que cada dos años vos tenés elecciones. Ahora estamos diciendo “que bueno que les pasó al gobierno que pudo convalidar el proceso de normalización o convergencia hacia un país con las cuentas ordenadas”. Ahora ese gradualismo por la situación social lleva a una necesidad de financiamiento internacional que lo vuelve endeble si es que Argentina en ese gradualismo no va corrigiendo su déficit fiscal y su déficit en su cuenta corriente. Por lo cual Argentina tiene un par de desafíos que por suerte el diagnóstico del gobierno es el correcto y el sendero es el correcto. Lo que no podemos es desviarnos de ese camino.

La inflación es un problema y ese sendero de ajuste de inflación tiene que seguir ocurriendo, tiene que ser gradual porque tampoco podés llevar a la economía a una contracción con un índice de pobreza del 30%. El ajuste fiscal es necesario darlo porque uno no puede ir a buscar financiamiento eternamente para financiar déficit fiscal.

Por lo cual somos optimistas por lo que está ocurriendo y creo que desde el punto de vista de la elecciones de medio término que convalidaron el proyecto del gobierno me da la sensación que eso hizo estirar la idea de inversión de la gente, alejando el fantasma de un retroceso. Eso posibilita a que pueda verse cierto nivel de inversiones aún de los inversores argentinos.

Lo que se puede ver por ejemplo en el caso de Consultatio S.A., que es la desarrolladora, en los últimos meses invirtió 142 millones de dólares en compra de tierras que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires salió a licitar en Capitalinas. Así como hay inversores como Telecom con su inversión de 5.000 millones de dólares en los próximos años. Esto trae cierto nivel de optimismo para el inversor extranjero y que también mira el local. Si el local también invierte eso va a generar inversiones extranjeras que luego traen crecimiento de empleo. Es ese círculo virtuoso que empieza.

Hablando de financiamiento, Álvaro cómo podés ver en el mercado salteño las necesidades de financiamiento. ¿Hay interés?

AP: Hay un interés de financiamiento a mejores tasas. Si un descubierto te cobra un 48% eso afecta tu rentabilidad y seguramente se traslada a precios y va haber problemas para solventarlo. Me parece que hay un desafío para estructura mejor la deuda de las compañías.

También hay un desafío en promover que la economía sea blanca, pero la presión tributaria no facilita eso con lo cual las empresas tienen mal los balances y con lo cual no pueden endeudarse. Entonces hay un cambio de paradigma en los empresarios sobre cómo ve su estrategia y que no sea el balance solo una amenaza para pagar los impuestos. Ese desafío lo tiene el empresario por delante y lo va a solventar siempre y cuando empiece a tener nuevas habilidades, financiero, de marketing, de ir a vender a otras provincias.

Yo soy optimista también con Salta un poco menos quizás por el aumento de ingresos brutos, que ha minado la rentabilidad de las empresas. Esas empresas tiene que pensar en endeudarse más barato, no al 48% ni al 40%; tiene que empezar a invertir, si tiene saldo un día, ese día tiene que estar invertido; y ahí empieza la nueva película para el empresario salteño. Sin embargo la minería puede traccionar, la obra pública puede traccionar y el campo, con un tipo de cambio más competitivo, también seguramente va a estar más predispuesto a vender las divisas e invertir.

¿Se puede definir un perfil para el inversor salteño?

AP: Un poco el mandato que hemos tenido es democratizar, llevar a todos lados. Nosotros creemos que al tipo que tiene $1.000 hay que respetarlo como al que tiene $1.000.000. Con esa lógica queremos que cada uno venga con esos pesos y empiece a armar su sueño. Queremos que tanto la empresa, el inversor institucional o el individuo, tenga una herramienta para gestionar sus inversiones.

Fuente: Link

RELACIONADOS