Analistas aún ven oportunidad en bonos CER y apuntan a los títulos más largos

2 febrero, 2018

En un mes cargado de aumentos, el mercado se prepara para absorber no sólo la suba de tarifas sino también un potencial traspaso a precios por la suba del dólar en los últimos meses. A su vez, el ajuste de las metas de inflación generó un cambio de expectativas y un rápido reacomodamiento de precios de los bonos que ajustan por CER.

Concretamente, en la parte corta de la curva CER, el Boncer 21 registró un rally de 10,9% desde mediados de noviembre y rinde actualmente 3,75% más CER, comprimiendo cerca de 335 puntos básicos en todo el rally.

Por su parte, en la parte larga de la curva, el Discount Pesos subió más del 16% desde mediados de noviembre y rinde 4,25% de tasa real, comprimiendo 195 puntos en todo el avance, hasta los valores actuales. En un mes caliente en cuanto a la suba de precios, tarifas, prepagas, combustibles y un potencial traspaso a precios, la pregunta clave es si aún hay potencial y espacio para que estos bonos sigan siendo una buena cobertura en los portafolios.

Belisario Álvarez de Toledo, Portfolio Manager de Consultatio Asset Management, destaca que la curva CER sufrió en 2017 la volatilidad que tuvo el sesgo de la política monetaria, comprimiendo las tasas reales en el primer semestre en línea con la lasitud del sesgo monetario. “La reversión comenzó a observarse con la demanda de parte de aseguradoras cuando se las excluyo del mercado de Lebac y reforzada por la baja en las tasas de Lebac desde el 28 de diciembre”.

Álvarez de Toledo coincide con Vera y destaca que el nivel actual del Discount Pesos (DICP) en 4,25% de tasa real luce adecuado al contexto actual y no se espera una volatilidad tan importante de la política monetaria para 2018.

“Aun así, conviene mantenerse cautos en cuanto a la duration teniendo en cuenta que no se sabe dónde se encuentra la tasa real de equilibrio y considerando que el sell-off de la parte corta por parte de inversores externos la ha llevado a niveles de 3,75% (por ejemplo, el Boncer21 o el PR13). Esta curva puede tener mayor recorrido en un contexto de reducción mas importante del déficit fiscal y un relajamiento mayor al actual de la política monetaria mientras que eventos de shock externo como, por ejemplo, un incremento mas rápido al esperado en la tasas en Estados Unidos o un endurecimiento de la política monetaria domestica tendría el efecto contrario”, cierra el Portfolio Manager de Consultatio Asset Management.

Fuente: Link

RELACIONADOS