Alternativas para dolarizar carteras de inversión sin comprar billetes

28 febrero, 2018

Alternativas para dolarizar carteras de inversión sin comprar billetes

Desde diciembre, el peso perdió casi un 15% contra el dólar. Ante la suba del tipo de cambio nominal, muchos minoristas deciden comprar dólares para resguardar el valor de sus ahorros.

El dólar no para de subir y el peso ya perdió un 9% desde que empezó el año. Desde comienzos de diciembre de 2017, en tanto, la devaluación acumulada es del 14,84%. En el mercado, hay una dinámica conocida: cuando el tipo de cambio empieza a subir, cada vez más gente buscar adquirir billetes verdes. Sin embargo, existen otros instrumentos para dolarizarse sin necesidad de hacerse de dinero físico. Hay alternativas para diversos perfiles y horizontes de inversión.

Letras del Tesoro en dólares
Estos instrumentos son colocados por el Ministerio de Finanzas dos veces al mes y pagan tasas de alrededor del 3% en dólares, según los plazos (que solo en contadas excepciones sobrepasaron los 360 días). La última emisión se llevó a cabo el 21 de febrero y se licitaron letras a 126 y 203 días, con rendimientos de 2,85% y 3,10%. La próxima licitación de Letes será el 14 de marzo y los analistas coinciden en que la gran ventaja de estos instrumentos es que permiten a los minoristas acceder a dólares a precio mayorista. “Es mas fácil que entrar en un bono, ya que se paga el dólar mayorista casi sin comisión pero se pierde bastante liquidez”, indicó Belisario Álvarez de Toledo, portfolio manager de Consultatio Asset Management. El especialista agregó que si el cliente no quiere perder liquidez puede poner sus Letes en un fondo que invierta en esos activos: “Esto se denomina suscribir en especie un fondo, aunque no es una opción que esté disponible en todas las gestoras”, dijo.
Bonos en dólares

Hay varios títulos públicos en moneda dura que permiten asegurarse retornos en dólares. El plazo de inversión va de corto a mediano, ya que estos bonos vencen entre 2020 y 2024. “En este momento, nosotros solo recomendamos el Bonar 2020 para diversificar la cartera y seguir teniendo liquidez”, señaló Maximiliano Gilardoni, gerente de retail de Balanz Capital. Por su parte, Nery Persichini, economista jefe en MB Inversiones, coincidió en el atractivo del Bonar 2020 y añadió su homónimo a 2024, ya que, con los precios de hoy, ambos rinden alrededor de 5% en dólares al momento del vencimiento. “Yo no asumiría demasiado riesgo con bonos largos, por eso la estrategia es invertir en coberturas que ofrezcan una tasa de interés que hoy no es baja sino que es interesante”, dijo Persichini. Si bien ambos títulos perdieron 1,5% desde que empezó el año pero los analistas todavía ven atractivo en ellos y, además, tienen menores costos: “Hay que esperar un poco a estos bonos, que tienen mayor volatilidad que una Lete. Lo bueno es que permiten acceder al dólar contado con liqui, que es más barato que el minorista, y las comisiones por compra y venta son menores que el spread que cobran los bancos al vender dólares a sus clientes”, afirmó Álvarez de Toledo.
Acciones que siguen al billete

Para quienes además de cobertura frente a la devaluación buscan hacerse de alguna renta, hay algunos papeles que se pueden comprar en el mercado local y que se mantienen ajenos a la dinámica local. “Las acciones de Petrobras (APBR), por ejemplo, te sacan del riesgo argentino y están totalmente relacionadas con el movimiento del billete. Lo mismo sucede con Tenaris que, si bien es una empresa argentina, tiene muchos muchos negocios fuera del país y por eso su cotización sigue al tipo de cambio”, aseguró Alejandro Chapto, director de Burplaza.

Lebac y futuros
Esta alternativa implica dos operaciones: comprar una Lebac en pesos (la que vence en abril paga 26,55% en el mercado secundario) y cubrirse de la devaluación comprando futuros de dólar. Otra opción más sencilla es simplemente adquirir los futuros. “Permite dolarizarse a una tasa baja sin tener la liquidez en ese momento. De esta manera, se puede cubrir un capital por cobrar, como un crédito hipotecario”, señaló Álvarez de Toledo.

Fuente: Link

RELACIONADOS